21 de febrero de 2012 / 16:53 / hace 5 años

RESUMEN -La zona euro sella el segundo paquete de rescate griego

7 MIN. DE LECTURA

* Ministros aprueban rescate, evitan moratoria desordenada

* Deuda griega alcanzaría 120,5 pct del PIB para 2020

(Cambia redacción, agrega comentarios de Samaras, detalles)

Por Annika Breidthardt y Jan Strupczewski

BRUSELAS, 21 feb (Reuters) - Los ministros de Finanzas de la zona euro aprobaron el martes un nuevo rescate para Grecia que permitirá al país evitar una suspensión de pagos caótica, tras forzar a Atenas a comprometerse con impopulares recortes y a tenedores de bonos privados a aceptar mayores pérdidas.

El rescate de 130.000 millones de euros (172.000 millones de dólares) es un avance para Grecia, pero rápidamente emergieron algunas dudas respecto a si el plan lograría algo más que lidiar con sus problemas de deuda más inmediatos.

El país necesitará de más ayuda si quiere reducir su deuda al nivel estipulado en el rescate, según un informe elaborado por expertos de la troika de acreedores y entregado a los ministros.

Tras 13 horas de negociaciones, los ministros acordaron medidas para bajar la deuda de Grecia a cerca de un 120,5 por ciento del Producto Interior Bruto para 2020, levemente por encima de la meta inicial de 120 por ciento.

De esta forma, quedó aprobado el segundo rescate que recibirá Grecia en menos de dos años, el cual le permitirá cumplir con un repago de bonos que vencen en marzo.

Aunque el acuerdo comprará tiempo hasta que la zona euro establezca nuevas medidas contra la crisis en los próximos meses, la austeridad que establece implica que Grecia no registrará crecimiento económico durante varios años.

Las medidas de austeridad griegas son profundamente impopulares entre su población y mantienen bajo presión a sus políticos, que se enfrentarán en elecciones en abril.

Nuevas protestas en las calles podrían poner a prueba el compromiso de los políticos para recortar salarios, pensiones y empleos. Los dos mayores sindicatos de trabajadores de Grecia llamaron a una protesta en Atenas para el miércoles.

Un sondeo realizado justo antes del acuerdo alcanzado en Bruselas mostró que el respaldo a los dos partidos griegos que apoyaron el paquete de rescate cayó a un mínimo histórico, mientras que los partidos de izquierda y contrarios al rescate elevaron su porcentaje de preferencias.

El líder conservador griego Antonis Samaras, uno de los favoritos para convertirse en el próximo primer ministro, dijo que las metas de reducción de deuda del paquete de rescate sólo pueden cumplirse a través del crecimiento económico.

"Sin el rebote y crecimiento de la economía (...) ni siquiera pueden cumplirse las metas fiscales inmediatas, ni tampoco puede volverse sostenible la deuda a largo plazo", declaró durante una visita a Chipre.

Ahora, los Parlamentos en tres países que han sido muy críticos del segundo rescate a Grecia -Alemania, Holanda y Finlandia- deben aprobar el paquete.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, quien provocó malestar al sugerir que Grecia era un "pozo sin fondo", afirmó que confiaba en que el acuerdo sería aprobado por los parlamentarios.

"Hemos alcanzado un acuerdo amplio sobre el nuevo programa de Grecia y sobre la participación del sector privado que llevará a una significativa reducción de la deuda de Grecia (...) para asegurar el futuro de Grecia en la zona euro", dijo Jean-Claude Juncker, presidente del Eurogrupo de ministros de Finanzas, en una conferencia de prensa.

Dudas Persistentes

Algunos economistas afirman que aún existen dudas respecto a si Grecia puede pagar incluso una deuda reducida, lo que sugiere que el acuerdo podría sólo retrasar en unos meses una suspensión de pagos más profunda.

El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, comentó: "Lo que se hizo es un significativo paso hacia delante. Por supuesto, los griegos continúan sumidos en su tragedia; este es un nuevo acto en un largo drama".

"No creo que debamos considerar que están libres de cualquier problema, pero creo que hemos reducido el problema griego a sólo un problema griego. Esto ya no es una amenaza a la recuperación en toda Europa y es otro paso hacia delante", añadió.

Una vuelta al crecimiento económico en Grecia llevaría hasta una década, una posibilidad que hizo que miles de personas salieran a las calles de Atenas a protestar el domingo. Los recortes profundizarán una recesión que ya va en su quinto año, afectando los ingresos del Gobierno.

Un informe preparado por expertos de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional afirmó que Grecia necesitará de alivio adicional para recortar su deuda hacia la meta oficial, dado el empeoramiento de su economía.

Si Atenas no aplica reformas económicas ni ahorros para hacer más competitiva a su economía, su deuda podría alcanzar un 160 por ciento en 2020, sostuvo el informe.

"Teniendo en cuenta los riesgos, el programa griego por lo tanto puede seguir siendo propenso a los accidentes, con interrogantes acerca de la sustentabilidad", dijo el informe confidencial de nueve páginas, poniendo de relieve que los problemas de Grecia están lejos de terminar.

El acuerdo permitirá que Atenas lance un canje de bonos con inversores privados para ayudar a reducir y reestructurar sus enorme deuda.

Cerca de 100.000 millones de euros en deuda serán amortizados, con los bancos y aseguradoras canjeando los bonos que tienen por unos de más largo plazo que pagarán un cupón más bajo.

Se espera que los tenedores privados de deuda griega tengan pérdidas de un 53,5 por ciento o más sobre el valor nominal de sus bonos. Anteriormente se esperaba que asumieran una amortización nominal de un 50 por ciento, lo que equivale a una pérdida cercana al 70 por ciento sobre el valor presente neto de los bonos.

Un comunicado del Eurogrupo afirmó que el BCE entregará las ganancias que obtuvo a través de la compra de bonos griegos en los últimos dos años a los bancos centrales nacionales de la zona euro, para que a su vez sus gobiernos giren esos fondos a Atenas "para mejorar más la sustentabilidad de la deuda pública de Grecia".

El BCE ha gastado unos 38.000 millones de euros en deuda del Gobierno griego que ahora tiene un valor de alrededor de 50.000 millones de euros.

El canje de bonos con acreedores privados sería lanzado el 8 de marzo y se completaría tres días más tarde, dijo Atenas el sábado. Eso significa que se reestructurarían 14.500 millones de euros en repagos de bonos con vencimiento al 20 de marzo, lo que permitiría que Grecia evite caer en moratoria.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below