19 de enero de 2012 / 18:03 / en 6 años

RESUMEN-Alivio en España, tensión en Grecia por la zona euro

Por John Stonestreet y Deepa Babington

MADRID/ATENAS, 19 ene (Reuters) - La asediada zona euro pasó el jueves una gran prueba de financiación cuando España arrasó en una venta clave de bonos, mientras que otras señales apuntaron a que el bloque de 17 países sólo sufriría una leve recesión.

Sin embargo las conversaciones entre Grecia y sus acreedores permanecen estancadas, amenazando con descarrilar un necesario rescate financiero y mantener en ebullición la crisis que consume a toda la región.

Un sondeo de Reuters entre economistas señaló que la zona euro experimentará una leve recesión hasta la segunda mitad de este año, pero se contraerá sólo un 0,3 por ciento anual comparado con el pronóstico de hace tres meses de un 0,9 por ciento.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional espera que la economía de la zona euro se contraiga un 0,5 por ciento en el 2012, según el borrador de un documento divulgado por la agencia italiana de noticias ANSA.

Ninguna cifra es reconfortante, pero ambas sugieren que una desaceleración sería corta y superficial.

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, hablando en Abu Dhabi, insistió en su visión de que la economía de la zona euro es frágil.

"Vemos un ciclo de negocios debilitado en Europa con significativo riesgo a la baja. También vemos algunas señales tentativas (...) pero tengo que ser bastante cuidadoso con esto (...) algunas señales tentativas de estabilización de la actividad económica a niveles bajos", dijo Draghi.

"Todo esto está sujeto a riesgos a la baja, en otras palabras, podría empeorar", añadió.

Un riesgo clave es que si la crisis de deuda se intensifica, empujará los costes de endeudamiento a niveles insostenibles y conducirá a una mayor brecha entre las robustas economías del norte de la zona euro como Alemania y Holanda, y las del sur, cargadas de deuda.

DINERO BARATO

La subasta española de bonos de referencia a 10 años fue una gran prueba del apetito del inversor por el país. Las subastas a corto plazo de la semana pasada habían sido exitosas, pero la del jueves fue de bonos a mayor plazo.

La subasta recaudó más de los proyectados 3.000 millones de euros, a un rendimiento del 5,403 por ciento, una baja de más de 1,5 puntos porcentuales frente a la venta de los mismos bonos en noviembre pasado.

"Estos resultados son positivos para España y para toda la periferia y permitirán sostener el ritmo", dijo Richard McGuire, estratega de tasas con el banco Rabobank en Londres.

La venta mostró que los mercados han restado importancia en gran parte a la rebaja de las calificaciones crediticias de Standard & Poor's, una impresión reforzada por una sólida venta de bonos en Paris.

Las subastas de bonos de la zona euro han sido bastante exitosas desde que el Banco Central Europeo ofreció casi 500.000 millones de euros en préstamos baratos a tres años para impulsar a los inversores a comprar bonos gubernamentales y bajar los costes de endeudamiento.

"Además, también empezamos a ver una caída en la parte a mayor plazo de la curva de rendimiento. Creo que esta medida (del BCE) realmente ha evitado una seria crisis de financiación que los bancos europeos habrían tenido que afrontar", Draghi dijo a periodistas.

POCO PROGRESO EN GRECIA

Grecia sigue siendo la mosca en la sopa, con Atenas bloqueada en las negociaciones con sus acreedores en un acuerdo para reprogramar su deuda y evitar un cese de pagos descontrolado.

Casi una semana después de que las conversaciones llegaran a un punto muerto, las dos partes siguen estancadas por el cupón, o pago de intereses, que Grecia debe ofrecer por los nuevos bonos bajo un acuerdo de canje de deuda.

Atenas y sus prestamistas extranjeros ofrecieron un cupón de apenas algo más del 3,5 por ciento durante una reunión de dos horas el miércoles, pero los tenedores de bonos lo rechazaron por ser muy bajo, dijo una fuente. Ellos esperaban un cupón de al menos un 4 por ciento, comento otra fuente.

Un alto cargo griego también restó importancia a la especulación de que los términos de un acuerdo estaban casi definidos, diciendo: "No se ha concluido nada todavía".

Ambas partes deben acordar pronto un pacto que abra las puertas para que Grecia pueda recibir una nueva infusión de ayuda y evite la bancarrota, cuando 14.500 millones de euros en redenciones de bonos venzan a fines de marzo.

Mantenida a flote por préstamos de rescate, Grecia se enfrenta a la amenaza de tener que dejar la zona euro y caer en una miseria económica y social mayor si fracasa en la lucha con su deuda, lo que incluye asegurar un acuerdo con los tenedores privados de bonos.

"Ahora es el momento crucial en la batalla final por el canje de deuda y el momento crucial en la batalla final y definitiva por el nuevo rescate", dijo el ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, al Parlamento. "¡Ahora, ahora!. Ahora es el momento para negociar por el bien del país", añadió.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below