4 de noviembre de 2011 / 20:14 / hace 6 años

El miedo al contagio de Grecia acecha a los europeos

6 MIN. DE LECTURA

* Los europeos, divididos por el futuro de Grecia en la eurozona

* El diario alemán Bild insta a una salida al menos temporal de Grecia

* Los griegos, desesperados ante los últimos sucesos

Por Sophie Hares

LONDRES, 4 nov (Reuters) - Los europeos siguen de cerca el último y emocionante capítulo de la crisis de deuda griega que se desarrolla ante sus ojos, intentando calcular cómo podría afectar a su vida una salida de la eurozona del muy endeudado país.

Mientras el Gobierno griego flirtea con el colapso y el miedo a que su salida de la eurozona provoque un efecto dominó en España, Italia y Portugal, los europeos están divididos sobre si Grecia debería salir o no.

"No, si salen del euro lo ocurrido en Grecia podría trasladarse a otros países. En el caso de España, la situación sería todavía peor", dijo en Madrid Víctor Valentín, cirujano de 36 años.

Periódicos y canales de televisión de todo el continente se ven abarrotados de análisis sobre la debacle de la deuda griega, y en países como España, gente de todo tipo se ha convertido en experta sobre la crisis, que ha contribuido a su dolorosa cifra de paro del 21,5 por ciento.

"¿Salir del euro Grecia? Matemáticamente, hoy mejor que mañana, y España también, deberíamos volver a la peseta. Antes todo era más barato que ahora, con el euro todo es más caro y encima el sueldo me lo están bajando", afirma José Pérez Salinas, camarero de 67 años.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, han admitido por primera vez que Grecia podría terminar teniendo que abandonar la moneda única que adoptó hace una década, aunque las consecuencias podrían ser devastadoras.

Muchos culpan a los políticos griegos de empeorar la crisis, a pesar de que el primer ministro heleno, Georgios Papandreu, abandonase sus planes de convocar un referéndum sobre el rescate de 130.000 millones de euros, un plan que puso en peligro la pertenencia griega a la eurozona.

En Alemania, que ha cargado con la mayor carga de los enormes rescates griegos, la paciencia de muchos se ha acabado. Algunos políticos han pedido que Grecia deje la eurozona antes de que ponga en mayor peligro su prosperidad.

"Los países europeos y Grecia tiene que poner un fin a esto ahora; con o sin referéndum, Grecia necesita dejar la eurozona al menos por ahora (...) antes de que el resto del mundo de por perdida a Europa porque ni siquiera puede resolver el problema griego", indicó el viernes en un editorial el diario más vendido en Alemania, Bild.

Un sondeo representativo de la cadena ARD realizado por el instituto de encuestas Infratest-dimap indicó que el 82 por ciento de los alemanes cree que Grecia debería marcharse a menos que acepte los términos del rescate.

"Grecia entró en el euro siendo deshonesta sobre su situación, y a los que se pille siendo deshonestos deben marcharse. Si me preguntas a mí, Grecia debería dejar el euro, y tan pronto como sea posible", dijo Miriam Schönwalde, empleada sanitaria de 45 años.

consternación

El periódico austriaco Kurier mostraba una imagen de los líderes europeos caracterizados como estatuas griegas y sosteniendo una ruina llamada "Europa", con la columna de Papandreu agrietada en el centro.

Julius Prausmüller, de 28 años y que trabaja en un puesto de perritos calientes, indicó que Grecia, Italia y Portugal deberían dejar la eurozona a largo plazo.

"Por supuesto, no puedes simplemente dejar tirado a un país como Grecia durante una crisis. Pero la cuestión es, ¿cómo ayudas a un país como ése?", dijo.

"Ellos causaron casi todos los problemas, y ¿por qué deberíamos ayudarles cuando ellos aún no se han hecho a la idea de pagar su propios impuestos?", indicó.

Los griegos, exasperados ya por una oleada que parece interminable de recortes salariales y subidas de impuestos, están siendo testigos de cómo se desarrolla el último drama político con una mezcla de desesperación e incredulidad.

"Estamos padeciendo la austeridad y este hombre está sonriendo en el Parlamento y diciéndonos que el plan del referéndum era solo una broma", dijo Alexandra Rouva, una joven de 27 años que lleva más de un año en paro.

"Bueno, pues este no es el momento adecuado para bromas estúpidas. No puede jugar con nuestras vidas".

Turquía, antigua rival de Grecia, ha seguido el drama con un gran interés, mientras los efectos negativos en la economía de su vecino y en el resto de Europa afectan a la turca.

El país, que ha encontrado grandes obstáculos a su aspiración de unirse a la UE, tiene una economía en crecimiento que contrasta con los problemas financieros europeos. Pero tiene estrechos lazos con el grupo de 27 países, que compra en torno a la mitad de sus exportaciones.

"El hombre enfermo de Europa", decía un titular en la portada del Daily News, con una imagen de Papandreu frente a Merkel.

"La crisis ha demostrado que Turquía, con sus fuertes datos económicos, no necesita a la UE", indicó Emre Kopan, de 35 años y que trabaja en el sector financiero. "Para Turquía, mantenerse fuera de la UE es por su propio bien".

En Polonia, un miembro de la UE que aún no se ha unido a la moneda única, el drama griego ha hecho que muchos se replanteen sus aspiraciones de cambiar los zlotys por los euros.

"Me alegro de que Polonia no esté en la eurozona. ¿Deberíamos unirnos? No soy economista, pero si miras el tipo de cambio ahora del zloty al euro no es especialmente favorable", comentó Marlena Sojka, recepcionista de 57 años.

"No creo que pudiera sobrevivir con mi salario si Polonia adoptara el euro",

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below