S&P podría bajar el rating de Francia y otros si hay recesión

viernes 21 de octubre de 2011 16:08 CEST
 

21 oct (Reuters) - Standard & Poor's podría rebajar la calificación crediticia de cinco naciones europeas, entre ellas Francia, en uno o dos escalones, si la región cae en recesión y el endeudamiento gubernamental crece, dijo la agencia en un informe.

El informe evalúa la capacidad de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional de apoyar a la zona euro en dos escenarios posibles: una nueva recesión y una recesión con altas tasas de interés.

"Las calificaciones soberanas de Francia, España, Italia, Irlanda y Portugal podrían ser rebajadas en uno o dos escalones en ambos escenarios", afirmó S&P en el informe fechado el 20 de octubre.

El peor escenario económico podría además provocar una recapitalización de numerosos bancos en España, Italia y Portugal, dijo S&P, que agregó que los actuales mecanismos de apoyo podrían ser insuficientes si las condiciones se deterioran más allá de las expectativas.

"Francia podría ser degradada a 'AA+' desde 'AAA' debido a un deterioro de su posición fiscal, incluso si la cantidad de tensión aplicada es moderada", dijeron analistas de S&P.

La agencia espera que los requerimientos de financiación se incrementen, principalmente debido a los mayores déficits presupuestarios en caso de que las condiciones económicas empeoren.

"Estos escenarios de tensión no son nuestra expectativa central, pero sí una simulación de los posibles resultados si tales acontecimientos hipotéticos fueran a ocurrir", dijo una portavoz de S&P a Reuters.

Los líderes europeos se reunirán en una cumbre el domingo para tratar de buscar una solución a la crisis de deuda de la zona euro, que ya ha obligado a aplicar rescates financieros para Grecia, Irlanda y Portugal.

Alemania y Francia, las principales potencias de Europa, están divididas respecto a cómo ampliar la capacidad del Fondo Europeo para la Estabilidad Financiera (FEEF) de 440.000 millones de euros (600.000 millones de dólares) para evitar que el contagio del mercado de bonos se propague a Italia y España, la tercera y cuarta economías del bloque.

Economistas temen que la desaceleración del crecimiento global se pueda convertir en una segunda recesión en momentos en que los gobiernos tienen poco espacio para elaborar políticas de respuesta.

"Mirando al futuro, creemos que el crecimiento en los próximos 18 meses será muy débil, en promedio entre un 1,0 y un 1,5 por ciento en la zona euro el próximo año", dijo S&P.