16 de septiembre de 2011 / 16:03 / hace 6 años

RESUMEN-Las fuerzas anti Gadafi avanzan sobre Bani Walid y Sirte

Por Maria Golovnina y Alexander Dziadosz

BANI WALID/SIRTE, Libia, 16 sep (Reuters) - Las fuerzas de los nuevos gobernantes libios atacaron dos ciudades asediadas el viernes, entrando en Bani Walid y avanzando sobre Sirte, en un intento de liquidar la resistencia de los últimos bastiones en manos de tropas leales a Muamar el Gadafi.

En Bani Walid, dominada por tribus leales y situada 180 kilómetros al sudeste de Trípoli, un corresponsal de Reuters vio combatientes anti Gadafi luchando bajo el fuego de morteros, cohetes y francotiradores, avanzando casa por casa y cubriéndose tras los muros en medio de las balas.

Aunque las fuerzas del Consejo Nacional de Transición (CNT) dijeron haber tomado un valle clave que conduce al centro, la defensa sigue siendo feroz después de dos semanas de asedio en una ciudad donde pudieron haberse refugiado miembros destacados del viejo Gobierno.

En las afueras de Sirte, el lugar de nacimiento de Gadafi en la costa del Mediterráneo, otro corresponsal de Reuters vio decenas de camiones montados con artillería pesada y cuatro tanques avanzando sobre la extensa ciudad.

Casi cuatro semanas después de que una dispar coalición rebelde, apoyada por una campaña aérea de la OTAN, tomara la capital y pusiera fin a sus 42 años en el poder, Gadafi, de 69 años, sigue prófugo y conserva la lealtad de al menos cientos de hombres armados concentrados en Sirte, Bani Walid y Sabha.

Los nuevos líderes, que luchan por mantener la unidad y restaurar el orden mientras las potencias internacionales se alinean para ofrecer ayuda y buscar contratos comerciales, dicen que Gadafi y sus hijos y colaboradores aún suponen una amenaza y quieren capturar sus últimos bastiones.

El primer ministro turco, Tayip Erdogan, llegó el viernes a Trípoli, un día después de que los dirigentes de Francia y Reino Unido fueran recibidos como héroes por ayudar a derrocar a Gadafi.

Erdogan, en una gira por el norte de África para afirmar la influencia regional de Ankara, espera ganar influencia política y económica ante los nuevos gobernantes de Libia para ayudar a su país a poner fin al Gobierno de Gadafi.

COMBATES EN BANI WALID

El viernes, camiones cargados de soldados anti Gadafi que gritaban “¡Vamos! ¡Bani Walid!” y columnas de camionetas dotadas de armamento antiaéreo se dirigían hacia la localidad, levantando nubes de polvo en el desierto.

“Vamos hacia allí. Por fin tenemos órdenes. Dios es el más grande. Si Dios quiere, Bani Walid será libre hoy”, dijo el combatiente Mohamed Ahmed, con el rifle asomando por la ventana de su coche.

Durante la mañana, un corresponsal de Reuters en el extremo norte de la localidad escuchó fuertes combates dentro de Bani Walid, de donde escaparon muchos de los 100.000 residentes esta semana.

En Sirte, las fuerzas del CNT se juntaron alrededor de una mezquita en las afueras de la ciudad, mientras que otros conducían hacia el centro acompañados de dos tanques. Mohamed, un combatiente de 23 años, dijo que la resistencia proviene de sectores de seguidores de Gadafi dispersos en la localidad.

El canal Al Jazira dijo que las fuerzas del CNT han tomado el aeropuerto de Sirte, unos 10 kilómetros al sur de la ciudad.

El portavoz de Gadafi dijo que tienen miles de partidarios.

“Les estamos diciendo que a partir de mañana habrá ataques atroces de la OTAN y sus agentes sobre el terreno en las ciudades que resisten: Sirte, Bani Walid y Sabha”, dijo Musa Ibrahim al canal de televisión Arrai, con sede en Siria, el jueves por la noche.

El canal indicó que 16 personas han muerto en Sirte, entre ellas mujeres y niños, como resultado de los bombardeos de la OTAN y que las fuerzas de Gadafi han destruido un barco de la alianza y varios vehículos. La información no pudo ser verificada de manera independiente.

Un portavoz de la OTAN rechazó la acusación y dijo que sus fuerzas aéreas atacaron blancos militares, incluyendo un tanque y varios sistemas de misiles, pero que no estaba al tanto de víctimas civiles.

“Está claro que las fuerzas de Gadafi están una vez más intentando divulgar rumores, adjudicándose victorias infundadas y buscando aterrorizar a la población local”, dijo el coronel Roland Lavoie.

“El alegato sobre la destrucción de un barco de la OTAN es ridículo y bastante ilustrativo de los intentos desesperados de Gadafi de fabricar noticias positivas”, agregó.

EL PAPEL DE TURQUÍA

Francia y Reino Unido encabezaron la campaña aérea que derrocó a Gadafi, pero Turquía -que tenía contratos por valor de 15.000 millones de dólares en Libia- se mostró reticente a secundarla y tardó en reconocer a los ahora líderes del rico estado petrolero del norte de África.

Un barco turco jugó un papel clave en la evacuación de civiles de la ciudad costera de Misrata cuando estaba asediada por las fuerzas de Gadafi, y Ankara ha apoyado recientemente al CNT y concedido apoyo económico de 300 millones de dólares en efectivo, préstamos y otras ayudas.

Los nuevos dirigentes libios dijeron al presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, David Cameron, que su apoyo sería recompensado con contratos empresariales.

Las empresas turcas con negocios en Libia esperan que el CNT asuma los pagos pendientes una vez que los activos sean descongelados.

El ministro de Energía, Taner Yildiz, ha dicho que la empresa estatal de exploración de crudo y gas TPAO reanudará los trabajos de exploración y producción en Libia si se restablece la seguridad.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below