Desactivada una bomba en un banco Santander en Irlanda del Norte

lunes 22 de agosto de 2011 20:50 CEST
 

BELFAST, 22 ago (Reuters) - El Ejército británico desactivó el lunes una bomba en una sucursal de la división del Santander en Irlanda del Norte, en el segundo ataque en tres meses contra el banco español. Se sospecha que los ataques son obra de nacionalistas irlandeses opuestos al tratado de paz de 1998.

Dos enmascarados llevaron la bomba hasta la sucursal bancaria en la ciudad de Newry, en la frontera con la República de Irlanda, el lunes por la mañana, gritaron una advertencia de que el dispositivo estallaría en 45 minutos y después escaparon a pie, según la policía. Aterrados, empleados y clientes huyeron de la céntrica sucursal. La policía acordonó rápidamente la zona y evacuó los negocios cercanos.

"Este era un dispositivo viable capaz de causar muertes, heridas graves y daños sustanciales a la zona", dijo el inspector jefe Davy Beck, comandante de la región.

Los paramilitares católicos disidentes han incrementado su actividad en los últimos años, atentando contra negocios y agentes de policía, en un intento de desbaratar un gobierno de coalición creado como resultado de los tratado de paz del Viernes Santo, en 1998, entre los partidos que quieren que Irlanda del Norte siga siendo parte de Reino Unido y los que quieren que se reunifique con la República de Irlanda.

La del lunes es la segunda oficina del banco Santander que es atacada en los últimos meses.

A finales de mayo, hombres enmascarados lanzaron una bolsa de viaje con una bomba a través de la puerta de una sucursal bancaria abarrotada en el centro de Londonderry y salieron corriendo. Empleados y clientes pudieron huir unos minutos antes de que el dispositivo estallara, destrozando la oficina y dañando propiedades circundantes.