España pide ayuda a Iglesia para solución Valle de los Caídos

sábado 20 de agosto de 2011 19:03 CEST
 

MADRID, 20 ago (Reuters) - El Gobierno español ha pedido ayuda a la Iglesia católica para transformar el monumento del Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación, dijo el sábado un portavoz del Vaticano.

Los ministros hicieron la petición durante la visita del papa Benedicto XVI a España con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud que ha atraído a Madrid a cientos de miles de jóvenes de todo el mundo para participar en más de una docena de actos religiosos con el pontífice.

Un comisión nombrada por el Gobierno va a presentar propuestas en noviembre sobre el futuro emplazamiento de la tumba del ex dictador Francisco Franco, y del fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, cuyos restos yacen actualmente en el Valle de los Caídos, en El Escorial.

Desde hace mucho tiempo, el monumento en el que también hay una basílica de la orden de los Benedictinos, ha sido motivo de polémica.

La Iglesia católica española, que tuvo mucha relación con Franco durante sus casi 40 años de dictadura, se ha enfrentado con el Gobierno socialista del presidente José Luis Rodríguez Zapatero por el matrimonio homosexual, el aborto y la enseñanza de la religión en los colegios públicos.

El futuro del monumento se discutió en una reunión celebrada el viernes entre el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez, el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, y el embajador papal en España, monseñor Renzo Fratini.

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, dijo que la Santa Sede escuchó la petición del Ejecutivo español, pero que no había tomado ninguna decisión.

"Las propuestas se escucharon atentamente pero no hubo ninguna decisión ni una toma de postura por parte del Vaticano. Estas son materias que requieren una discusión más en profundidad", dijo Lombardi a periodistas en un encuentro.

La comisión del Gobierno es una las varias que han intentado hacer del Valle de los Caídos un lugar aceptado por todos los españoles desde que el país recuperó la democracia en 1978.

Una de sus tareas será permitir a los familiares retirar los restos de unos 12.000 soldados del bando republicano perdedor en la guerra, que fueron enterrados en el valle junto a seguidores de Franco sin permiso o conocimiento de las familias.

El viernes, el segundo día del viaje papal de cuatro días a Madrid, Benedicto XVI saludó a un grupo de jóvenes monjas y profesores universitarios en el monasterio de San Lorenzo en El Escorial, la localidad madrileña en la que se levantó el astuoso monumento dominado por una gran cruz en la montaña, y que en la actualidad es uno de los principales destino turísticos de Madrid.