Decepción ante los planes francoalemanes para la zona euro

miércoles 17 de agosto de 2011 16:48 CEST
 

Por Noah Barkin

BERLÍN, 17 ago (Reuters) - La nueva iniciativa francoalemana para impulsar la convergencia fiscal en la zona euro obtuvo una respuesta tibia por parte de varios estados miembros y no logró convencer a los mercados de que la crisis de deuda del bloque estuviera más cerca de ser resuelta.

Austria, un tradicional aliado alemán, criticó los planes anunciados por la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, el martes de avanzar hacia un "gobierno económico" en el que los miembros de la moneda única tendrán que ceder competencias en política económica.

E Irlanda reaccionó con frialdad ante los planes de Berlín y París para presionar hacia la armonización de sus impuestos corporativos con la esperanza de que otros miembros del euro sigan su ejemplo.

Una propuesta independiente, la inclusión en las constituciones de los 17 miembros de la eurozona de una norma que frene el endeudamiento, al estilo alemán, para mediados de 2012, ha sido considerada muy ambiciosa dado que el propio Sarkozy ha tenido problemas para asegurar una mayoría parlamentaria en su propio país para abordar tal plan.

La ministra de Finanzas de Finlandia se preguntó si una noma de estas características funcionaría en la práctica y dijo que no estaba "muy emocionada" por jugar con la constitución de su país.

"Las expectativas de los mercados siempre parecen estar varios pasos por delante de lo que los líderes políticos pueden dar y esto claramente es una decepción", dijo Mark Wall, economista de Deutsche Bank.

"Mucho de lo anunciado por Merkel y Sarkozy es un refrito de varias propuestas previas, con una nueva perspectiva".

Algunos de los pasos presentados en una rueda de prensa en París casi hubieran parecido revolucionarios hace un año.   Continuación...