4 de agosto de 2011 / 5:58 / hace 6 años

Pilotos franceses boicotean investigación de accidente Río

Por Tim Hepher y Daniel Flynn

PARÍS, 4 ago (Reuters) - Pilotos franceses suspendieron el miércoles su cooperación con una investigación sobre un accidente del 2009 de un avión Air France, mientras la disputa sobre las causas del desastre abrieron profundas heridas en la prestigiosa industria aeronáutica francesa.

El sindicato de pilotos de líneas aéreas SNPL dijo que no seguiría participando en la pesquisa después de que se supo que los investigadores del accidente habían retirado la semana pasada una recomendación sobre uno de los sistemas del Airbus A330 en un informe interno, concentrándose en un posible error del piloto.

La BEA reconoció la medida, pero respondió a las críticas que apuntaban a que la decisión había creado dudas sobre su independencia.

Dijo que no había abandonado la idea de hacer una recomendación sobre las alarmas de cabina del A330, pero que el tema necesita de más trabajo. En tanto, en un comunicado inusual, se refirió de manera más clara a las dudas que pesan sobre los pilotos.

“La alarma de entrada en pérdida sonó ininterrumpidamente por 54 segundos desde el momento en que comenzó el fenómeno, sin provocar una respuesta apropiada de la tripulación”, dijo la agencia.

La BEA dijo la semana pasada que los pilotos del vuelo Air France no respondieron a repetidas advertencias de entrada en pérdida y tomaron medidas que parecían ir en contra de lo que recomiendan los manuales.

Entre sus 10 recomendaciones está mejorar el entrenamiento de vuelo manual de los pilotos, especialmente a gran altitud.

La investigación sobre qué provocó que el vuelo AF447 desde Río de Janeiro a París se estrellara en el Océano Atlántico, matando a las 228 personas que iban a bordo, ha enfrentado a la aerolínea de bandera francesa y a sus pilotos contra el fabricante de aviones Airbus EAD.PA y los investigadores del accidente.

El resultado podría tener consecuencias legales para decenas de posibles reclamaciones de indemnización en ambos lados del Atlántico.

“¿Por qué ignorar en el informe oficial la recomendación sobre la alarma de entrada en pérdida? ¿Se hicieron otras modificaciones significativas al informe?”, dijo el SNPL en un comunicado, añadiendo que la reputación de la BEA se había visto “seriamente afectada”.

Una asociación de familiares de las víctimas dijo que las acciones de la BEA habían socavado la credibilidad de la investigación.

¿TRAMPA EN ALARMA DE PERDIDA?

A pesar de plantear preguntas sobre las acciones de la tripulación, la BEA ha dicho que aún es demasiado pronto para decir exactamente por qué se estrelló el A330, aunque sus especialistas ya han resuelto en parte el enigma.

El piloto automático se apagó después de que los sensores de velocidad del avión se bloquearon con hielo durante la noche debido a la altitud.

Bajo control manual, el A330 se elevó bruscamente, perdió velocidad y entró en pérdida, cayendo desde los 38.000 pies con las alarmas sonando.

La BEA dijo la semana pasada que los pilotos de Air France no habían sido entrenados para lidiar con la pérdida de datos confiables de datos de velocidad a grandes altitudes. Los investigadores están examinando si al resolver un problema, la tripulación se topó con otro que resultó ser su perdición.

Air France rechazó el viernes el interés en los pilotos y dijo que se habían confundido porque la alarma de entrada en pérdida se encendía y apagaba. Según datos de la caja negra, la alarma de entrada en pérdida del avión sonó 11 veces, pero no se habló sobre ella.

Los pilotos han criticado una “trampa” de la alarma debido a su diseño, ya que los ordenadores dejan de calcular la entrada en pérdida una vez la velocidad del avión cae por debajo de los 60 nudos, muy por debajo de lo normal, sólo para reanudarse cuando las cosas mejoran y los datos se pueden medir.

Los diseñadores dicen que eso se supo sólo porque el avión de 200 toneladas volaba en situaciones extremas que nunca fueron anticipadas, viajando más lento que un avión de su tamaño. El comunicado del miércoles de la BEA confirma que los investigadores están preocupados por ello.

Airbus declinó hacer declaraciones, pero gente cercana a la firma con base en Toulouse acusó a la aerolínea francesa y a sus pilotos de intentar hundir la investigación al distraer la atención de la evidencia que existe en las grabaciones de las cajas negras.

“Su única solución es destruir la investigación”, dijo una fuente, que pidió no ser identificada.

La controversia por la alarma de entrada en pérdida es la tercera serie de especulaciones sobre la causa del accidente, que se concentró primero sobre posibles sensores de velocidad defectuosos, luego en un error de los pilotos y ahora en las normas técnicas que activa la alarma de entrada en pérdida de la cabina.

El Ministerio de Transporte de Francia dijo que la investigación de la BEA es “ejemplar” y sostuvo que ha sido supervisada por jueces franceses que realizan una pesquisa criminal paralela, al igual que la policía, observadores internacionales y las partes involucradas.

“Que cualquiera me muestre una investigación que haya sido tan transparente como esta”, dijo Thierry Mariani a Reuters en una entrevista telefónica.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below