3 de agosto de 2011 / 14:02 / en 6 años

Los pilotos dejan la investigación del accidente de Air France

PARÍS, 3 ago (Reuters) - El sindicato francés de pilotos ha suspendido su cooperación con la investigación sobre el accidente de 2009 de un vuelo de Air France, en protesta por lo que describieron como la decisión de las autoridades de ignorar problemas en una alarma del avión y hacer hincapié en los errores de los pilotos.

El sindicato SNPL de pilotos de líneas aéreas indicó que no seguiría participando en la investigación hasta que la agencia de investigación de accidentes aéreos BEA explique por qué una recomendación sobre la alarma de entrada en pérdida del Airbus A330 fue eliminada la semana pasada de un informe interno.

La entrada en pérdida es un fenómeno aerodinámico que puede provocar que el morro de un avión quede más alto que la cola, haciendo que la nave pierda altitud.

La BEA dijo la semana pasada que los pilotos del vuelo de Air France de Río a París, que se estrelló en el Atlántico frente a la costa brasileña matando a las 228 personas que iban a bordo, no respondieron a repetidas advertencias de entrada en pérdida y tomaron medidas que parecían ir en contra de la respuesta que indica el manual ante una entrada en pérdida.

Entre sus 10 recomendaciones está mejorar el entrenamiento de vuelo manual de los pilotos, especialmente a gran altitud.

"¿Por qué ignorar en el informe oficial la recomendación sobre la alarma de entrada en pérdida? ¿Se hicieron otras modificaciones significativas al informe?", señaló en un comunicado el SNPL, señalando que la reputación de la BEA se ha visto "seriamente afectada".

Después de varias noticias publicadas el miércoles en la prensa francesa, la BEA admitió haber retirado una recomendación sobre la alarma en su informe porque las investigaciones sobre la cuestión no parecían exhaustivas.

Un portavoz de la BEA indicó que el asunto sería estudiado por un grupo de trabajo antes de presentar un informe final, que se espera para este año.

También una asociación de familiares de las víctimas del accidente señaló que la retirada de la recomendación había minado la credibilidad de la investigación, y pidió su publicación inmediata.

Según la información grabada en la caja negra, la alarma de entrada en pérdida del avión sonó 11 veces durante sus cuatro minutos de caída desde unos 11.600 metros de altitud.

Los registros muestran que la tripulación no había logrado determinar con sus instrumentos si el avión estaba ganando o perdiendo altitud, pero en ningún momento discutieron las alarmas de entrada en pérdida.

En un comunicado publicado tras el informe de la BEA de la semana pasada, Air France (AIRF.PA) señaló que no hay pruebas de que a los pilotos les faltara entrenamiento y señaló que las señales confusas de la alarma les complicó la tarea de determinar qué estaba ocurriendo.

Los pilotos han criticado una "trampa" de la alarma debido a su diseño, ya que los ordenadores dejan de calcular la entrada en pérdida una vez la velocidad del avión cae por debajo de los 60 nudos, muy por debajo de lo normal.

La alarma vuelve a encenderse cuando la velocidad sube por encima de esa marca, que según los sindicatos, es lo contrario a lo que esperarían los pilotos. Airbus declinó hacer declaraciones, pero empleados del fabricante señalaron que el umbral de 60 nudos está por debajo de cualquier velocidad prevista para un avión tan grande o en todas las pruebas con pilotos.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below