Berlusconi hablará al Parlamento por el temor de los mercados

miércoles 3 de agosto de 2011 13:10 CEST
 

ROMA, 3 ago (Reuters) - El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, va a hablar en el Parlamento el miércoles para intentar calmar los temores sobre la creciente inestabilidad de los mercados que ha colocado a Italia al borde de una crisis financiera similar a la de Grecia.

El ministro de Economía italiano, Giulio Tremonti, se reunió con el presidente de los ministros de Finanzas de la eurozona, Jean-Claude Juncker, para conversaciones de urgencia sobre los rendimientos de los bonos a 10 años de Italia y España, que alcanzaron nuevos máximos desde la constitución del euro y cuyas acciones de bancos se derrumbaron.

Las tensiones de los mercados han aumentado considerablemente desde comienzos de julio mientras la atención se ha centrado en las divisiones del gobierno de centroderecha de Berlusconi y en particular en la discordia entre el primer ministro y Tremonti.

Un paquete de rescate de 48.000 millones de euros, aprobado en un tiempo récord el mes pasado y que intentaba mantener al gobierno en el buen camino para conseguir el equilibrio presupuestario en 2014 y controlar el enorme déficit público de Italia, no ha conseguido calmar la desconfianza de los mercados.

Las preocupaciones se han concentrado en particular en el hecho de que una gran parte de los recortes de gasto y medidas fiscales no entrarán en vigor hasta después de las previstas elecciones de 2013, lo que no ayudará a estimular la crónicamente lenta economía italiana.

Berlusconi, debilitado por escándalos y en gran medida por su silencio de las últimas semanas, aplazó su discurso ante la cámara baja, inicialmente programado para las 15:00 hora local (13:00 GMT) a las 17:30 después del cierre de la bolsa de Milán.

No está claro, no obstante, si tiene o no importantes nuevas medidas que anunciar.

"A corto plazo, no esperamos ninguna nueva corrección del presupuesto", dijo una fuente del gobierno, pero añadió: "Naturalmente, si fuera necesario, no habría ningún problema en adelantar algunas medidas para antes de 2013".

Con España también bajo el escrutinio y dudas cada vez mayores sobre la estabilidad de toda la zona euro, los problemas están ya más allá de la capacidad de un único gobierno para solucionarlos.

"Italia está pagando por factores relacionados con la crisis de la eurozona y la situación general europea más que por factores nacionales", dijo Paolo Mameli, un economista en el Banco Intesa SanPaolo en Milán.