19 de junio de 2011 / 13:54 / en 6 años

De París a Tokio en dos horas y media en un avión hipersónico

LE BOURGET, Francia, 19 jun (Reuters) - ¿Un viaje fantástico de París a Tokio en dos horas y media? ¿Anhelas los días del Concorde?

El grupo aeroespacial EADS EAD.PA, propietario del fabricante de aviones Airbus, cree tener la respuesta: un avión hipersónico que vuela sobre la atmósfera pero que despega desde una pista normal.

“No es un Concorde pero lo parece, demostrando que la aerodinámica estaba muy desarrollada en los 60”, dijo Jean Bottin, director técnico de EADS.

La compañía espera que, volando sobre la atmósfera y utilizando biocombustible para el despegue inicial, se eviten la explosión supersónica y la contaminación por las que el Concorde era conocido.

“Cuando estás sobre la atmósfera nadie oye nada”, dijo Bottin.

El avión, desarrollado en colaboración con Japón, está siendo diseñado con el mercado en mente y podría llevar entre 50 y 100 pasajeros.

El proyecto conceptual, conocido como ZHEST (siglas en inglés de “transporte de alta velocidad y cero emisiones”) llega cuando compañías como Virgin Galactic presiona con planes para llevar clientes de pago en vuelos espaciales comerciales. De hecho, ZHEST está siendo desarrollado utilizando investigaciones de Astrium, el brazo espacial de EADS.

EADS afirmó que, al contrario que los clientes de Virgin Galactic, los pasajeros de su ZHEST no necesitarán entrenamiento para volar, pues alcanzará una aceleración máxima de 1,2 G.

“La aceleración en las personas es muy baja, por lo que no se necesita entrenamiento ni equipo especializado”, afirmó Bottin.

El avión despegará utilizando un motor con turboventilador habitual antes de que la ignición de los cohetes le lleve a un pronunciado ascenso, enviándole muy por encima de la atmósfera.

Los termopropulsores, actualmente utilizados en misiles, llevarán al avión a altitudes de 32 kilómetros y alcanzará velocidades superiores a Match 4, cuatro veces la velocidad del sonido. Tras descender planeando, los turboventiladores se vuelven a encender para posibilitar el aterrizaje.

“ZHEST no es una novedad, son todas las cosas que se han creado antes” dijo Bottin, añadiendo que la compañía podría realizar una demostración no pilotada para 2020.

El jefe de EADS, Louis Gallois, advirtió de que podrían pasar otros 30 ó 40 años antes de que los vuelos comerciales sean una realidad.

“No estamos hablando de un producto que se vaya a lanzar en unos pocos años. Tenemos que ver seguridad, la integración de diferentes tecnologías, cómo reaccionan”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below