La huelga por las pensiones en Francia prueba la fuerza sindical

martes 7 de septiembre de 2010 10:30 CEST
 

Por Paul Taylor

PARÍS, 7 sep (Reuters) - Los sindicatos franceses comenzaron el martes una prueba de fuerza con paros y manifestaciones en todo el país contra la impopular reforma de las pensiones, pero no parece probable que vaya a afectar a la decisión del presidente francés, el conservador Nicolas Sarkozy.

Los dirigentes sindicales esperan sacar a unos dos millones de personas a la calle, parar hospitales y colegios y provocar cortes en el tráfico aéreo y ferroviario.

"Mañana será totalmente decisivo. El número de manifestantes decidirá más o menos los cambios que hará el Gobierno a la reforma", declaró el lunes por la noche en la cadena France 3 François Chereque, líder del sindicato CFDT.

Según los sondeos, dos tercios de los votantes creen que el plan de Sarkozy de retrasar la edad de jubilación de los 60 a los 62 años y alargar los años de trabajo para recibir una pensión es injusto y apoyan la huelga, pero dos tercios también piensan que la jornada de paros no tendrá consecuencias.

"Todo lo que hace este Gobierno está considerado por la opinión pública como injusta e ineficaz", dijo Gael Sliman, director del instituto de sondeos BVA Opinion.

El Gobierno conservador dice que la reforma es esencial para equilibrar las cuentas de la Seguridad Social en 2018, reducir el déficit público y mantener la calificación máxima de Francia ante las agencias de calificación, la triple A.

Se espera que las huelgas fuercen la cancelación de la mitad de los servicios ferroviarios y de metro, así como los vuelos de corta distancia de Air France (AIRF.PA: Cotización) y el 25 por ciento de los vuelos a París de otros operadores, además de cerrar muchos colegios. Pero la mayoría de las empresas del sector privado no se verán afectadas.

El malestar sindicar se hace eco de medidas similares adoptadas en otros países europeos contra los planes austeridad impuestos para reducir los déficit presupuestarios engordados por la crisis económica de 2008-9. En España hay una huelga general convocada para el 29 de septiembre, mientras que ya se han celebrado otras en Grecia, Italia y Rumanía en contra de los dolorosos recortes salariales a los funcionarios y en el gasto público.   Continuación...