El Gobierno español afronta una crisis ante la falta de apoyos

domingo 30 de mayo de 2010 16:15 CEST
 

Por Paul Day

MADRID, 30 may (Reuters) - El Gobierno socialista lidiaba con una profundización de la crisis política el domingo, cuando la reforma de un mercado de trabajo "disfuncional" pendía de un hilo y sus posibilidades de sobrevivir más allá del otoño parecían sombrías.

Los sondeos de opinión del fin de semana mostraron que el Gobierno del presidente José Luis Rodríguez Zapatero está bastante por detrás del principal partido de la oposición, y que muchos votantes creen que tendrá que convocar elecciones anticipadas ya que será difícil recabar apoyos a su austero presupuesto para 2011.

"Aparte de la debilidad económica, las cosas se complican por una crisis política también, una crisis política por una forma de gobernar que no es adecuada", dijo Ángel Laborda, economista de la Fundación de Cajas de Ahorros (FUNCAS).

"Creo que sí, nos acercamos a unas elecciones anticipadas tarde o temprano", añadió.

Los socialistas atraviesan dificultades para convencer a los nerviosos mercados financieros de que la cuarta economía de la zona euro no seguirá los pasos de Grecia, pero con las creciente oposición política en el país, su capacidad para impulsar reformas es limitada.

Los problemas de Zapatero, que se enfrenta con un creciente desempleo e intenta evitar una crisis de deuda similar a la griega, son inmediatos.

El plazo para que Gobierno, sindicatos y empresarios acuerden la reforma laboral que frene el desempleo y haga más competitiva la economía española concluye la próxima semana.

La deuda probablemente sufra un revés cuando los mercados de bonos reabran tras la rebaja de la deuda el pasado viernes.   Continuación...