28 de marzo de 2010 / 13:44 / en 7 años

A las firmas españolas no les preocupa el plazo para la paridad

Por Sarah Morris y Judith MacInnes

MADRID, 27 mar (Reuters) - Hasta finales de la década de 1970, las mujeres empresarias en España necesitaban el permiso de su marido para firmar cheques o solicitar créditos.

Pero en 2007, el Gobierno socialista español se convirtió en el segundo Ejecutivo del mundo, después de Noruega, en asestar uno de los golpes más duros contra el club de los hombres con poder, al fijar una fecha límite para lograr una igualdad de género en las salas de juntas.

La mayoría de empresas españolas se siguen aferrando al viejo status quo tres años después, con pocos indicios de que tengan la intención de cumplir la fecha límite que se ha establecido en 2015, dicen expertos en contratación.

”Las empresas han dicho que si estamos todos de acuerdo y ninguno de nosotros mueve una mano ¿Qué nos van a hacer, matarnos a todos? dijo Eva Levy, de la cazatalentos ExcellentSearch, que dirige una división especializada en encontrar mujeres para puestos directivos. “¿Para qué vamos a hacer nada? Cuando vean que es un fracaso, lo tendrán que retirar”.

ExcellentSearch ha contado 44 mujeres en consejos de administración en las compañías del Ibex-35, algo más del nueve por ciento del total.

En torno a nueve de las 35 principales empresas cotizadas todavía no tienen ninguna mujer en sus consejos de administración y muchas están simplemente incluyendo a una o dos mujeres en sus consejos de entre 9 y 12 hombres, apunta Levy.

Para que las mujeres hagan una verdadera contribución a los negocios, muchas directivas dicen que deben ser más que una voz solitaria en el consejo.

“Como las reglas del juego en la empresa las han puesto los hombres muchas veces nos sentimos incómodas”, señala Carmen Santos Garaicoechea, que estuvo en el consejo de dirección del Real Madrid, el equipo de fútbol más rico del mundo, según el último estudio de Deloitte.

Muchas mujeres se sientan en las gradas del estadio Santiago Bernabéu y compran productos de ídolos como Cristiano Ronaldo, pero Santos fue a menudo la única mujer dentro de un equipo directivo que servía tanto a la afición femenina como a la masculina.

Santos se muestra de acuerdo con los ratios de paridad, argumentando que la sociedad no puede esperar durante décadas a que se produzca una mejor combinación de hombres y mujeres en los puestos directivos.

Otros directores, entre los que están algunas mujeres, sin embargo, no se muestran cómodos con la discriminación positiva.

“Estoy contra los gobiernos que dictan al pueblo lo que tiene que hacer”, indica Leopoldo Fernando Pujals, el director cubano de 62 años del operador español de telecomunicaciones Jazztel JAZ.MC.

Pocas mujeres han logrado llegar a los consejos de administración en España debido a que las generaciones anteriores carecían de la experiencia y educación necesarias, e incluso las mujeres cualificadas podrían ser más lentas en promocionarse a sí mismas, apuntó.

“No eches la culpa a los hombres”, dice Pujals, cuya tía fue una sufragista y cuya madre combinaba el trabajo en la empresa familiar de construcción con conferencias universitarias. “Si una mujer no ha tenido éxito…tiene que mirar lo que no ha hecho.”

IMPERIOS FAMILIARES

Muchas mujeres de éxito en firmas españolas se han promocionado a través de empresas familiares, como Ana Patricia Botín, hija del director de Banco Santander (SAN.MC) Emilio Botín, que dirige Banesto BTO.MC, perteneciente al grupo del gigante bancario.

El hombre más rico de España, Amancio Ortega, fundador de las tiendas Zara, está formando supuestamente a una de sus hijas para que se haga cargo de su imperio textil Inditex (ITX.MC).

Fuera del ámbito familiar, a pesar de su oposición a los ratios de paridad en España, Pujals, de Jazztel, se ha convertido irónicamente en uno de los pocos empresarios que cumple la política del gobierno respecto a la igualdad de mujeres en puestos directivos.

Usando ExcellentSearch, Jazztel buscó inicialmente a dos mujeres candidatas, pero en noviembre nombró cuatro, suprimiendo los directivos masculinos existentes para dejar un total de nueve.

“Vi tan buen calibre humano al entrevistar que decía esta sí, esta sí, al final acabamos con 4”, señaló Pujals.

De las cuatro mujeres, dos nunca habían estado en consejos de administración anteriormente a pesar de su amplia experiencia. Las mujeres han conseguido papeles de gestión en sectores clave de la economía española como banca, construcción y telecomunicaciones.

Si más empresas profesionalizasen sus equipos directivos de la manera en que lo ha hecho Jazztel, más mujeres serían contratadas de manera natural por sus méritos, apunta Levy.

”Los países y empresas que dedican más dinero a la responsabilidad social, a la ética y al buen gobierno, son los países que mejor van, añade.

En Noruega, solo el seis por ciento de los puestos directivos eran ocupados por mujeres en 2001, pero ascendió al 44 por ciento después de que el gobierno conservador diese a las empresas un ultimátum: o encontraban más mujeres para los consejos de administración o se enfrentarían al cierre.

La oficina del Ministerio de Igualdad de España no quiso declarar a Reuters si establecería sanciones para aquellas que no cumplieran la reglamentación.

“Es cierto que no es un mandato respaldado por una sanción, pero no significa que el Estado haga una recomendación y se olvide”, declaró un portavoz.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below