13 de diciembre de 2009 / 10:08 / hace 8 años

Cataluña vota en un polémico referéndum sobre su independencia

4 MIN. DE LECTURA

Por Jason Webb

MADRID, 13 dic (Reuters) - Un total de 166 municipios de Cataluña votan el domingo en un referéndum no vinculante sobre si desean la independencia de la comunidad autónoma respecto a España, y los organizadores de la consulta esperan una gran afluencia a las urnas que les permita impulsar su campaña separatista en la agenda política.

Más de 700.000 personas podrán participar en el referéndum, en el que se pedirá a los ciudadanos si Cataluña debería convertirse en un estado independiente en el seno de la Unión Europea.

El municipio barcelonés de Sant Jaume Frontanyà, el más pequeño de Cataluña, se adelantó el sábado a la consulta, con un resultado a favor de la secesión.

El resultado no tendrá validez legal, pero sus defensores opinan que una gran afluencia permitirá presionar a los principales partidos políticos catalanes para que pidan un verdadero referéndum en el futuro.

Las elecciones autonómicas catalanas serán a finales de 2010, por lo que cualquier auge en el sentimiento separatista sería un quebradero de cabeza para el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, justo ahora que necesita dedicar sus energías a afrontar la crisis económica.

PRÓXIMA PARADA, BARCELONA

"Este será el comienzo de una aventura hacia la autodeterminación", dijo Uriel Beltrán, líder de una campaña que cuenta con el apoyo de los partidos independentistas, así como de algunos disidentes de Convergencia i Uniò (CiU).

La consulta de hoy es un paso más de una iniciativa que comenzó en septiembre, cuando más de 2.000 habitantes de Arenys de Munt votaron, con un resultado del 96 por ciento a favor, por la independencia.

Los sondeos de opinión difieren sobre el nivel de apoyo a la independencia en Cataluña, que goza ya de considerable autonomía y donde la mitad de la población habla castellano dentro de sus familias, en lugar de catalán.

Sin embargo, los organizadores esperan que una afluencia de alrededor del 40 por ciento del electorado sea suficiente para organizar una consulta mayor en Barcelona el próximo año.

Si la campaña del referéndum es un éxito, se estima que partidos como CiU se verán forzados a escuchar su petición de que los catalanes puedan tener derecho a decidir sobre su estatus respecto a España.

Tal escenario sería una pesadilla para Zapatero, especialmente si los socialistas catalanes apoyan la iniciativa.

"Estas votaciones sobre la independencia no van a ningún lado", sentenció Zapatero el viernes.

Pero son muchas las voces discrepantes en Cataluña, sede de grandes empresas como Gas Natural y con una identidad cultural que se remonta a la Edad Media.

"Están matando a Cataluña y Cataluña tiene derecho a ser un país", dijo el viernes Joan Laporta, presidente del FC Barcelona, en un mitin a favor de la independencia.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below