El descontento aumenta entre los aliados de Zapatero

lunes 19 de octubre de 2009 16:44 CEST
 

Por Jason Webb

MADRID, 19 oct (Reuters) - El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, está siendo criticado por algunos de sus aliados, que le acusan de tener una respuesta fortuita a la crisis económica y de rodearse de subordinados serviles.

Carlos Solchaga, ex ministro de Economía en el Gobierno de Felipe González, ha sido uno de los últimos en criticar al actual jefe del Ejecutivo.

"El error de Zapatero es concentrar la actuación política en su persona, minusvalorando de manera implícita el papel del Gobierno y de la Administración", declaró Solchaga en una entrevista en la edición española de la revista Vanity Fair.

Mientras la oposición pierde credibilidad por un escándalo de corrupción, algunas de las críticas más dañinas a Zapatero proceden de la izquierda, incluido el diario El País, enemistado con el Gobierno tras una disputa por la televisión digital terrestre de pago y los derechos del fútbol.

Solchaga expresó su compasión por Pedro Solbes, que abandonó su cargo de ministro de Economía en abril por desacuerdos sobre los planes de gasto mientras el Gobierno lidia con la peor recesión en décadas.

"Cuando había una confrontación sobre decisiones de política económica entre el presidente y el ministro de Hacienda, siempre prevalecían las de Zapatero", agregó Solchaga, indicando que él se habría marchado mucho antes que Solbes.

En mayo, el ex presidente Felipe González también expresó en público el recelo entre la vieja guardia del Partido Socialista sobre si a Zapatero le viene grande el cargo, al decir: "El Gobierno podría hacer más contra la crisis".

Los críticos al Gobierno están desalentados por lo que consideran el hábito de Zapatero de improvisar en política. Un ejemplo perfecto se produjo en las semanas previas a la presentación de los presupuestos generales de 2010, cuando el Gobierno dijo que incrementaría los ingresos fiscales, para después abandonar la idea.   Continuación...