8 de octubre de 2009 / 19:07 / hace 8 años

La UE advierte a Reino Unido y España sobre las aguas residuales

4 MIN. DE LECTURA

BRUSELAS, 8 oct (Reuters) - Reino Unido y España podrían ser multadas por los vertidos de aguas residuales en los ríos y en el mar, dijo el jueves la autoridad protectora del medio ambiente de la Unión Europea.

El órgano ejecutivo de la Unión Europea, la Comisión Europea, dijo que llevaría a juicio a Reino Unido después de que los temporales de lluvia hicieran que las alcantarillas se desbordasen en repetidas ocasiones en los ríos en Londres y Whitburn, en el noreste de Inglaterra.

"Se está permitiendo que los sistemas de recogida de aguas residuales en Londres y Withburn viertan procedentes aguas residuales debido a los desbordamientos de aguas pluviales con demasiada frecuencia y en cantidades excesivas", dijo en un comunicado.

La Comisión dijo también que enviaría a España una advertencia escrita final sobre los vertidos de aguas residuales en el área de la playa de la Motilla, cercana a Valencia.

"Pedimos a España que lo corrija rápidamente", dijo Stavros Dimas, Comisario Europeo de Medio Ambiente en el comunicado. "Si no es así, la Comisión considerará pedir al tribunal que imponga sanciones".

Bacteria

Las bacterias fecales y los virus contenidos en los vertidos de cañerías son un peligro para los nadadores que utilizan las playas cercanas, mientras que excesivos nitratos y fosfatos provenientes de los detergentes pueden hacer que las algas crezcan de forma descontrolada y destruir otros tipos de vida.

El Tribunal Europeo de Justicia determinó en 2007 que España había fallado en su obligación de tratar apropiadamente los residuos en las ciudades de Sueca, Benifaio, Sollana, Almussafes y otros pueblos cercanos a la playa de Motilla.

"Mientras los planes para los trabajos siguen sin aclararse, las aguas residuales se están vertiendo al medio ambiente", dijo la Comisión.

La Comisión añadió que la directiva que emitió en 1991 sobre la basura urbana permitía a Reino Unido alguna flexibilidad en los vertidos de sus desagües combinados durante las tormentas, pero que el caso ha llegado demasiado lejos.

Las alcantarillas desbordadas ayudaron a situar en junio las playas británicas en lo más bajo de las clasificaciones de limpieza de la Unión Europea por segundo año consecutivo.

El caso, también en el Tribunal Europeo de Justicia, podría generar presión para aumentar las inversiones realizadas por la londinense Thames Water, participada parcialmente por la australiana Macquarie (MQG.AX) y Northumbrian Water Group NWG.L, que controla las cañerías de Whitburn.

Las autoridades británicas han aportado 2.500 millones de libras (1.700 millones de euros) de inversión en los sistemas residuales de Inglaterra y Gales desde que fueron privatizados en 1989.

Está previsto invertir otros 1.000 millones de libras más para mejorar las salidas del alcantarillado y 2.600 millones se destinarán a la creación de desagües subterráneos bajo Londres.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below