18 de septiembre de 2009 / 16:49 / hace 8 años

La UE debe recortar los déficits a partir de 2011, dice la CE

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 18 sep (Reuters) - Los países de la Unión Europea deben comenzar a reducir sus grandes déficits fiscales en 2011, para prevenir una espiral descontrolada de endeudamiento tras los enormes gastos de los gobiernos para apuntalar a la economía, según un documento de la Comisión Europea.

El texto será presentado en una reunión de ministros de Finanzas de la UE el 1 y 2 de octubre, en la que se discutirá el modo de retirar aquellos fondos públicos de estímulo.

"Considerando la fragilidad de la recuperación, la no consolidación es recomendada como agregado en 2010 ya que las medidas de estímulo planeadas deben ser todavía implementadas y los ingresos estatales se mantienen bajos", dijo el documento obtenido por Reuters.

Los líderes de la UE acordaron el jueves que los estímulos económicos, calculados en cerca del 5 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB) del bloque de 27 países este año y el próximo, deben continuar en 2010, hasta que la recuperación esté asegurada.

"Desde 2011 (...) se requiere la consolidación fiscal para revertir las preocupantes tendencias en la proporción deuda- PIB", agregó el documento.

Los países altamente endeudados y con grandes desequilibrios externos o problemas de competitividad deben comenzar a reducir sus déficits antes, incluso si su recuperación se percibe como débil y retrasada.

Aquellos con más margen de maniobra fiscal podrían sacar los estímulos gradualmente, afirmó la comisión.

El órgano ejecutivo de la UE dijo que la mayoría de los países necesitaría reducir sus déficits presupuestarios en mucho más del 0,5 por ciento del PIB en el año y en algo más del 1 por ciento -por varios años- para romper la tendencia creciente de endeudamiento.

Si el crecimiento del próximo año es más fuerte de lo esperado, cualquier alza de ingresos debería ser usada para reducir la deuda, agregó.

La consolidación será más difícil porque la crisis ha reducido el potencial de crecimiento de la UE incluso por debajo del 1 por ciento anual que se prevé como resultado del envejecimiento de la sociedad.

"Por consiguiente, las tasas de crecimiento mediocres no deberían ser consideradas como razón para postergar la estrategia de salida", afirmó el documento.

Si la recuperación económica toma forma en 2010 y no hay estímulos adicionales, los niveles de deuda gubernamental de la UE alcanzarían al 100 por ciento del PIB en 2016, y subirían a un 120 por ciento en 2020, a menos que las directrices cambien.

La deuda de la UE fue de un 61,5 por ciento del PIB en 2008.

Reino Unido, Irlanda y Letonia tendrán niveles de endeudamiento de entre un 175 y un 200 por ciento del PIB en el 2020 si fracasan en sus esfuerzos por consolidar las finanzas públicas más allá de retirar los estímulos fiscales, según un gráfico del documento.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below