Recuperar la caja negra del avión francés será una tarea épica

martes 2 de junio de 2009 19:52 CEST
 

Por Tim Hepher y Jason Neely

PARÍS/LONDRES, 2 jun (Reuters) - El avistamiento de posibles restos de un avión de Air France desaparecido señala el inicio de lo que podría ser una de las operaciones más desafiantes de la historia para recuperar la "caja negra" y saber qué sucedió en el avión.

La caja, que en realidad está compuesta por dos dispositivos independientes que contienen la grabación de voz del piloto y datos instrumentales, es la mejor opción para descubrir por qué el Airbus desapareció en una tormenta en el Atlántico cuando se dirigía a París con 228 personas a bordo.

Los dispositivos están diseñado para enviar señales de localización cuando alcanzan el agua, pero simplemente encontrarlos representa una de las tareas de recuperación más desalentadoras desde la búsqueda del Titanic y, con suerte, podría llevar meses, según los expertos.

Si están en aguas tan profundas como algunos temen, a 4.000 metros o más, los sumergibles no tripulados serían puestos a prueba hasta el límite. Desastres anteriores han llevado a avances en los dispositivos que dan esperanzas a poder averiguar qué sucedió.

"Hay una buena oportunidad de que la grabación sobreviva pero el principal problema sería encontrarla", dijo Derek Clarke, director gerente adjunto de Divex, con sede en Aberdeen, Escocia, que diseña y construye equipamiento para buceo comercial y militar.

"Si piensas en lo que se tardó en encontrar el Titanic y que los restos (del avión) serían más pequeños, estás buscando una aguja en un pajar. Rápidamente estás buscando en un área muy grande para rastrear y la búsqueda con sonares a gran profundidad podría tardar meses".

Las cajas negras tienen un luz de aviso subacuática denominada faro que se activa cuando la grabación se sumerge en agua. El faro puede transmitir a profundidades de hasta 4.300 metros, según El Consejo de Seguridad Nacional en el Transporte de EEUU.

PROFUNDIDAD RÉCORD   Continuación...