Las cajas de ahorro afrontarán problemas en 2010, dice Quintás

sábado 23 de mayo de 2009 16:47 CEST
 

MADRID, 23 may (Reuters) - Algunas entidades cajas de ahorro afrontarán serios problemas el año que viene conforme aumente la morosidad, declaró el presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), Juan Ramón Quintás, en una entrevista publicada el sábado en el diario Cinco Días.

"El gran desafío será 2010, un año en que veremos a entidades que atraviesan serios problemas temporales", declaró Quintás al diario económico.

"Las simulaciones que hemos hecho dibujan el siguiente escenario: la morosidad seguirá creciendo hasta 2010, y permanecerá en niveles altos, en línea con la evolución del paro", indicó.

Quintás dijo que el Gobierno necesita aprobar el muy esperado fondo público para ayudar a los bancos y cajas de ahorro.

Aunque los bancos españoles no se han visto muy perjudicados por la caída de los complejos instrumentos hipotecarios, gracias a la regulación del Banco de España, están sufriendo el colapso de la burbuja inmobiliaria y el aumento vertiginoso del desempleo, que se ha duplicado hasta alcanzar los cuatro millones.

Los economistas esperan que la economía española se contraiga alrededor de un tres por ciento este año y tarde años en volver a tener un crecimiento fuerte.

"Me gustaría que se aprobase el fondo público que sirva de instrumento para sobrellevar la crisis" declaró Quintás, en referencia a los planes del Gobierno de aprobar un paquete para ayudar a los bancos.

Pero el diario El Economista informó de que las conversaciones entre el Gobierno y el Partido Popular sobre la creación del fondo se estaban retrasando por un desacuerdo sobre si abordar el papel de las Comunidades Autónomas en las cajas de ahorro.

El Gobierno preferiría no plantear este espinoso asunto en el plan de rescate, que también perfilaría el proceso de intervención por parte del Banco de España , dijo El Economista.

En marzo, el Banco de España intervino la Caja Castilla-La Mancha. Otras entidades están discutiendo fusiones.

Los analistas dicen que harían falta unos 60.000 millones de euros para recapitalizar bancos y cajas.