5 de marzo de 2009 / 11:57 / hace 9 años

Los grandes periódicos galos descubren que su marca ayuda online

PARÍS, 5 mar (Reuters) - En una mugrienta zona en el este de París se celebra una reunión editorial de la mañana, parecida a las que tienen lugar en todas las redacciones de noticias, excepto que ésta se retramite en un blog en directo y los lectores pueden unirse.

La reunión es en Rue89, un sitio de noticias (www.rue89.com) creado en 2007 por ex periodistas del diario de izquierdas Liberation. Es una de los diversas webs interactivas que han aparecido mientras la crisis mundial pasa factura a los diarios franceses.

Sitios similares - los blogs de la familia Gawker en Estados Unidos, o Mediapart (www.mediapart.fr) y Bakchich (www.bakchich.info) en Francia - han ocupado huecos que los medios tradicionales han tardado en abarcar.

“Hay alguien que dice que no tenemos un tema internacional”, dice un periodista que supervisa los comentarios en un ordenador portátil.

“¿Qué dicen? ¿Sugieren algo?”, pregunta el editor Pascal Riche.

Al final, la propuesta del lector de una historia sobre Afganistán no se acepta, pero Riche cree que esta interacción entre periodistas y lectores muestra el futuro de los nuevos medios en respuesta al reto de Internet.

Rue89 usa el eslogan “información con tres voces. Periodistas, expertos, internautas” para describir una estrategia de mezclar el propio periodismo con comentarios de especialistas externos y contribuciones de los usuarios de la Red.

Mientras que los consumidores expertos en tecnología pueden haber abandonado las noticias en los medios establecidos en prensa y televisión a favor de centros de información colectiva como Wikipedia o Twitter, Riche ve claras limitaciones en las noticias cuyas fuentes proceden del público.

“La idea que escuchas a veces de que todo el mundo quieres ser periodista es totalmente idiota”, declaró.

“La gente no quiere llamar a la policía para comprobar un dato. Pero al mismo tiempo, tampoco quieren que un periodismo que se les imponga”

Una pequeña ‘startup’ en comparación con los grandes diarios franceses como Liberation, el conservador Le Figaro o el intelectual Le Monde, Rue89 no tiene papel, imprenta o distribución que pagar. No obstante, ha logrado algunas exclusivas notables.

Fue el primero en informar de que la esposa del presidente Nicolas Sarkozy no votó por él en las elecciones de 2007 - se divorciaron unos meses después y Sarkozy se casó con la ex modelo Carla Bruni. También informaron de los disturbios en la isla caribeña de Guadalupe mucho antes que la mayoría de la prensa.

Con unos pocos periodistas y sin un gran inversor que les respalde financieramente, Rue89 trata de sacar partido a la necesidad, reaccionando rápidamente y manteniéndose más cerca de sus lectores de lo que pueden hacerlo los grandes diarios.

LOS GRANDES PERIÓDICOS CONTRAATACAN

Ahora, conforme la crisis económica intensifica los problemas en publicidad, las grandes cabeceras están contraatacando online: construyendo o comprando su presencia en la red y tratando de atraer a los lectores sentados en sus ordenadores, igual que los que toman café y croissants con el periódico tradicional.

Los diarios y cadenas de televisión se están viendo obligados a seguir a los anunciantes online, donde la publicidad es más barata, es más fácil acceder a audiencias concretas y medir el éxito de las campañas.

La crisis económica ha llegado en un mal momento para la industria de los medios, pero puede ayudar a los grandes nombres a usar el poder de su marca para ganar la atención online.

Según los datos de la OJD, que supervisa la circulación de los medios en Francia, grandes diarios como Le Figaro o Le Monde u otros como el deportivo L‘Equipe atraen a los mayores lectores online.

“Es lo mismo cada vez que aparece un nuevo medio. Afecta al principio”, dijo Francis Morel, editor jefe de Le Figaro, el peso pesado de la prensa conservadora que inició su andadura como un semanario satírico en 1826.

“Pero al mismo tiempo, creo que el desarrollo de Internet es extremadamente positivo para nosotros”, dijo Morel. “Refuerza el peso de Le Figaro, refuerza los vínculos con nuestros lectores y nos aporta ingresos extra”.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below