Argentina demora la decisión sobre Telefónica y T.Italia

viernes 9 de enero de 2009 21:38 CET
 

BUENOS AIRES, 9 ene (Reuters) - Argentina dijo el viernes que el ingreso de la española Telefónica en Telecom Italia podría generar una posición dominante en el mercado local y pidió más información antes de permitir o bloquear la operación en el país.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) exigió a Telefónica que le notifique de la operación europea.

Una vez que reciba los documentos, el ente tendrá 45 días hábiles para llegar a una conclusión, dijo Ricardo Napolitani, presidente de la CNDC en una conferencia de prensa.

Argentina privatizó la empresa estatal de telefonía en la década de 1990 y quedó la zona norte del país a cargo de Telecom Argentina (TEC2.BA: Cotización) (TEO.N: Cotización) -filial de Telecom Italia (TLIT.MI: Cotización)- y la zona sur para la de la española Telefónica (TEF.MC: Cotización).

Las empresas negaron que la operación global tenga impacto en las telecomunicaciones en Argentina.

Pero la CNDC dijo en un comunicado que cree que "por aquella operación Telefónica SA toma el control o tiene influencia sustancial en Telecom Italia, decisión que afecta a Argentina por ser estas dos empresas las principales operadoras del servicio de telefonía de nuestro país".

"Es poco probable que un operador de las características técnicas y competitivas de Telefónica no saque ventaja de tener una posición de influencia sobre una compañía que controla a su principal competidora en el país", agregó.

En 2007, Telefónica junto con los bancos Intesa Sanpaolo (ISP.MI: Cotización) y Mediobanca (MDBI.MI: Cotización), la aseguradora Assicurazioni Generali (GASI.MI: Cotización) y la familia Benetton, adquirieron el 24,5 por ciento de Telecom Italia, con lo que indirectamente pasó a ser accionista de Telecom Argentina.

Telefónica de España posee el 42,3 por ciento del consorcio que compró la participación de Telecom.

Telecom Italia posee el 50 por ciento de las acciones de Telecom Argentina, mientras que un 48 por ciento se encuentra en manos de un grupo local, con el que la empresa italiana tiene una opción de compra por su participación accionarial, que planea ejercer.

Esta semana, el Gobierno dijo que Telecom no puede ejercer esa opción de compra hasta que no defina el impacto de la operación internacional en el mercado doméstico.