Ibex-35 pierde más de 3% en medio de gran nerviosismo por Grecia

lunes 12 de septiembre de 2011 18:09 CEST
 

MADRID, 12 sep (Reuters) - La bolsa española cerró el lunes
con un nuevo varapalo al incrementarse las preocupaciones sobre
una eventual suspensión de pagos de Grecia, con un castigo
especialmente pronunciado para la banca internacional con mayor
exposición a este país, como la francesa y la alemana.
    "Lo que estamos viendo es que en gran medida, se está
descontando la quiebra de Grecia, eso tiene a los mercados
eclipsados", dijo Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG
Markets.
    "No va a poder satisfacerse el segundo tramo (del paquete de
préstamos de la Unión Europea a Grecia). Aunque Trichet y la
Comisión Europea y los propios políticos griegos han dicho que
no está previsto el 'default', parece que nadie se lo cree",
añadió.
    Los inversores se mostraron decepcionados al no llegar
soluciones este fin de semana para la crisis o para la
reactivación de la economía mundial en la reunión del G7.
    Analistas de Renta 4 explicaban que el temor a que Moody's
esté preparando una rebaja a la calificación crediticia de los
bancos franceses, algo con lo que especula la prensa, se sumaba
a los motivos de penalización del sector financiero.
    BNP Paribas (BNPP.PA: Cotización), Société Générale (SOGN.PA: Cotización) y Credit
Agricole (CAGR.PA: Cotización) cerraron con descensos de más del 10 por
ciento.
    La aversión al riesgo se dejaba notar en los mercados de
deuda, donde algunas de las primas de riesgo de la periferia
europea tocaban nuevos máximos históricos, y en la cotización
del euro EUR=, que tocaba mínimos de siete meses. La moneda
única llegaba a tocar un mínimo en la jornada de 1,3501 dólares,
aunque posteriormente repuntaba por encima de 1,36.
    En este escenario, el diferencial de la deuda española a 10
años frente a su equivalente alemán ES10YT=TWEB DE10YT=TWEB
cotizaba en torno a los 359 puntos básicos, desde cerca de 340
puntos el viernes.
    El temor a impago de Grecia crecía ante comentarios en este
sentido por parte de algunos miembros del gobierno de coalición
de Angela Merkel en Alemania a pesar de que Grecia dijo que
tiene suficiente dinero para mantenerse al día en sus pagos
hasta octubre.
    En este contexto, los mercados europeos cotizaron en los
niveles más bajos de 26 meses, con fuertes descensos en bancos y
aseguradoras ante la falta de unidad política para solucionar la
crisis griega.
    El índice bancario europeo  registró un descenso del
4,56 por ciento y sumaba una retroceso superior al 30 por ciento
desde finales de julio debido a la alta exposición de las
entidades a la deuda periférica.
    Los bancos alemanes Deutsche Bank (DBKGn.DE: Cotización) y Commerzbank
(CBKG.DE: Cotización) cayeron un 7,30 por ciento y un 8,32 por ciento
respectivamente.
    Expertos del mercado dijeron que la banca española
registraba descensos menores, ya que en España se temía más al
contagio de los problemas griegos que a la suspensión de pagos
helena en sí.
    "Está claro que si se acerca la posibilidad de una situación
de impago de Grecia en el mercado todo el mundo va a especular
con Italia y España como próximos candidatos a necesitar una
ayuda externa", explicó un analista.
    En el sector bancario español, Santander (SAN.MC: Cotización) y BBVA
BBVA.MV acabaron con descensos del 4,69 por ciento y el 5,34
por ciento.
    El Ibex-35 .IBEX registró un recorte del 3,41 por ciento a
7.640,7 puntos, el nivel más bajo desde finales de marzo de
2009, y acumulaba una caída del 7,7 por ciento en 2 jornadas.
    Las caídas eran generalizadas en el Ibex y entre los grandes
valores, Telefónica (TEF.MC: Cotización) se dejó un 3,75 por ciento.
    En el mercado también destacaban los descensos de un 6,08
por ciento de Sacyr-Vallehemoso SVO.MC, del 6,39 por ciento en
Mediaset España (TL5.MC: Cotización) y de un 4,76 por ciento de Técnicas
Reunidas (TRE.MC: Cotización).
    En el sector energético, la explosión en una instalación
nuclear francesa hizo desplomarse a los valores del esctor,
aunque luego recortaban pérdidas. [ID:nS1E78B0FK]
    Iberdrola (IBE.MC: Cotización) acabó con una caída del 3,58 por ciento y
Endesa (ELE.MC: Cotización) cayó un 1,93 por ciento.
    (Información de Tomás González, Feliciano Tisera; editado
por Jesús Aguado)