26 de agosto de 2011 / 7:03 / hace 6 años

ACTUALIZA2- PSOE y PP logran pacto sobre disciplina gasto

5 MIN. DE LECTURA

(añade detalles, comentarios analistas)

* España fijará por Ley un déficit máximo del 0,4 por ciento

a partir de 2020

* Límite puede superarse en caso de recesión

* Acogida mixta del acuerdo en los mercados

MADRID, 26 ago (Reuters) - El PSOE y el PP cerraron en la madrugada del viernes un acuerdo en materia de disciplina presupuestaria en un nuevo intento de recuperar la confianza de los mercados y reducir las tensiones en la deuda española.

En el primer punto de consenso en varios años, los dos principales partidos decidieron reformar la Constitución española, introduciendo el principio de estabilidad presupuestaria y fijando un límite de déficit público del 0,4 por ciento del producto interior bruto (PIB) mediante una futura Ley orgánica.

La Ley tendrá que ser aprobada antes del 30 de junio de 2012 y entrará en vigor en 2020, dijo el PSOE en una nota.

"La Constitución recogerá el principio de estabilidad presupuestaria a largo plazo, para que España no incurra en un endeudamiento que acabe hipotecando gravemente nuestro futuro", dijo Elena Valenciano, número dos del candidato socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, en esta nota.

El compromiso con la disciplina presupuestaria de los distintos países miembros de la eurozona era la propuesta clave en la reciente cumbre franco-alemana sobre la crisis de la deuda en los países periféricos del euro y parece avanzar en la tan deseada política común.

"Parece que el BCE y los contactos bilateras en la eurozona han instado a España a dar este paso y reafirmar su compromiso con la estabilidad presupuestaria. Como contrapartida, el BCE se adelantó hace dos semanas a a comprar bonos españoles, dijo Daniel Pingarrón, analista de IG Markets.

Desde el inicio de estas compras, la prima de riesgo de los bonos españoles bajó en 120 puntos básicos (pb) a 280 pb, y el spread se redujo otros 7 pb.

"Esto resuelve dos grandes escollos: primero supone un paso adelante para la contribución a la gobernanza de la UEM y en segundo término supone una fuerte contribución para la confianza de los mercados", dijo un alto cargo del sector financiero español.

No obstante, algunos analistas seguían mostrando cierto escepticismo, ya que el acuerdo contempla la posibilidad de superar el límite del 0,4 por ciento en caso de recesión y, además, puede ser revisada en años venideros.

"Los límites referidos al déficit estructural, así como la senda para la consecución del objetivo de deuda en 2020, podrán ser objeto de revisión en 2015 y en 2018," dijo el PSOE.

" ... se dejan demasiado abiertas las excepciones que se establecen para poder superar los límites así como la posibilidad de llevar a cabo revisiones en el futuro", dijo Banesto Bolsa en una crítica nota a sus clientes en la que consideró como "laxo" el acuerdo presentado el viernes.

Banesto tambien destacó que los objetivos se centran en el déficit estructural y no en el déficit nominal sobre el cual se fijan los objetivos en la UE.

"El cálculo y seguimiento (del déficit estructural) es mucho menos claro. De esta forma, se seguirá dependiendo de la voluntad política para la reducción del déficit", dijo el broker.

No obstante, Banesto destacó como positivo el compromiso de hacer excepcional el incumplimiento de objetivos y la obligación de las entidades locales de respetar el equilibrio presupuestario.

Según la futura Ley, el déficit estructural en que podrá incurrir el Estado central no superará el 0,26 por ciento del Producto Interior Bruto nacional, mientras que en el caso de cada Comunidad Autónoma, el déficit no podrá superar el 0,14 por ciento de su Producto Interior Bruto y las entidades locales deberán presentar equilibrio presupuestario.

"Esta propuesta en una sorpresa (positiva) al esperarse para septiembre una votación del techo del gasto en cada un de las regiones sin que haya existido la garantía de que la nueva regla habría sido apoyada por cada Parlamento", dijo Barclays Capital.

Además, según el acuerdo alcanzado, la Ley recogerá también los criterios para reducir progresivamente el nivel de deuda pública, actualmente por encima del límite del 60 por ciento del PIB fijado en el Pacto europeo de Estabilidad y Crecimiento.

De acuerdo con el pacto presentado, España reducirá su déficit del 6,0 por ciento previsto para 2011 al 0,4 por ciento en 2020, un esfuerzo que equivaldrá a unos 60.000 millones de euros y que podría exigir nuevos sacrificios.

"El esfuerzo inicial (para la consolidación fiscal) será sobre todo en el gasto, pero una vez que la economía española vuelva a crecer de acuerdo con su potencial, el incremento de ingresos (públicos) absorberá parte de este esfuerzo", dijo Pingarrón.

Información de Robert Hetz y Manuel María Ruiz; Editado por Carlos Ruano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below