España rechaza fórmula rescate Grecia que afecte otras economías

miércoles 20 de julio de 2011 10:44 CEST
 

MADRID, 20 jul (Reuters) - El Gobierno español es contrario a cualquier fórmula de rescate a Grecia que pueda suponer un lastre para otras economías del euro en clara referencia a la hipotética participación del sector privado, dijo el miercoles la ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado.

"España no es partidaria de una implicación del sector privado de forma tal que pueda suponer un contagio para otras economías", dijo Salgado, quien también es vicepresidenta primera del Gobierno, en una sesión de control en el Congreso de los Diputados.

En declaraciones a periodistas en los pasillos del Congreso, la titular económica se mostró "relativamente optimista" con respecto a una solución válida en la reunión que mantendrán el jueves los líderes de la zona del euro para intentar acordar fórmulas que implementen el segundo plan de rescate de Grecia.

"Creemos que hay soluciones aceptables, en ellas estamos trabajando (...) esperamos que en la reunión del jueves próximo (de líderes europeos) se actúe con determinación", agregó.

La titular de Economía mantuvo el conocido argumento del Ejecutivo español, según el cual, el problema básico de la zona de euro es Grecia y la sostenibilidad de su deuda.

Para salvar esta situación, Salgado reiteró que desde España se defiende dotar de flexibilidad al mecanismo de estabilidad financiera de la zona del euro, lo que incluiría también la adquisición de bonos en el mercado secundario.

En la línea marcada recientemente por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, Salgado criticó la propuesta defendida por Alemania que involucra a los bancos privados en el rescate de Grecia con el argumento de que no ha sido una opción bien recibida por los mercados, además de generar efectos secundarios 'indeseados' y dificultar el papel del Banco Central Europeo (BCE) como proveedor de liquidez al sistema financiero.

Sobre esta materia, España continúa cercana a la postura del BCE, en oposición a la opción alemana.

Un sector del mercado considera que la reunión del jueves supone la última oportunidad para evitar un colapso de los mercados de deuda que, recientemente, han atacado a los bonos de países periféricos del euro, tales como España e Italia, llevando sus respectivas primas de riesgo a máximos niveles.

A las 1020 horas, el diferencial del bono español a 10 años frente a su par alemán cotizaba en los 330 puntos básicos (pb) frente a los 345 de las últimas transacciones del martes y comparado con los 370 pb del lunes, cuando marcó un nivel máximo de la era del euro. ES10YT=TWEBDE10YT=TWEB

(Información de Manuel María Ruiz; Editado por Carlos Ruano)