B.E. propone endurecer sistema de provisiones a la banca

miércoles 26 de mayo de 2010 20:10 CEST
 

MADRID, 26 may (Reuters) - El Banco de España anunció el miércoles que estudia proponer un endurecimiento de las provisiones que tiene que hacer la banca por quedarse con activos inmobiliarios en sus balances.

Estos nuevos requisitos de provisiones se traducirían en un incremento del 2 por ciento de las coberturas previstas en 2010 y que penalizarían la cuenta de resultados en un 10 por ciento, según la nueva circular del Banco de España, que será sometida a consulta pública.

El objetivo de este nuevo esquema de provisiones es impedir que las entidades se queden con grandes carteras de pisos a cambio de deuda de sus clientes, práctica que se ha convertido en recurrente en el pasado reciente para mantener bajo control la morosidad tras el estallido de la burbuja inmobiliaria.

Aunque se trata de una "opción legítima de paliar los problemas derivados de los créditos dañados, (su) elevado volumen en circunstancias de tensión de la mora aconseja establecer algunos principios básicos para la estimación de su deterioro e incentivar la búsqueda de soluciones definitivas para ellos".

El Banco de España propone que en el momento inicial de la adquisición de un activo inmobiliario se debe reconocer un deterioro mínimo del 10 por ciento. Además establece que, siendo la antigüedad en balance de los activos recibidos en pago de deudas un inequívoco indicio de deterioro, su reconocimiento no debe retrasarse.

Por ello plantea un calendario en el que establece que a partir de un año tiene que reconocer un deteriorio del 20 por ciento, y cuando pasen dos años, aumentaría al 30 por ciento.

NUEVO ESQUEMA PROVISIONES IMPACTARÁ RESULTADOS

Según las propuestas que hace el Banco de España, en base a un análisis sobre una muestra de entidades, "el impacto medio de los cambios propuestos sería de un ligero incremento de las coberturas previstas para 2010, del 2 por ciento, que en término de los resultados de su actividad de su actividad doméstica supondría una reducción media en el resultado antes de impuestos de alrededor del 10 por ciento".   Continuación...