ACTUALIZA 1-Barcelona multa a Airbnb con 600.000 euros por seguir anunciando casas ilegales

jueves 24 de noviembre de 2016 17:07 CET
 

(Actualiza con reacción de Airbnb)

MADRID, 24 nov (Reuters) - El Ayuntamiento de Barcelona dijo el jueves que multará con 600.000 euros a la página web de Airbnb y a la de su filial Homeaway por seguir anunciando casas que se alquilan de forma ilegal a turistas.

El consistorio de la Ciudad Condal cumple así la amenaza que hizo en verano de este año cuando, tras multar a estas páginas con 30.000 euros cada una, instó a que regularan a sus propios usuarios.

"No es asumible que haya miles de pisos operando sin licencia y de forma ilegal, sin pagar impuestos y causando perjuicios a las comunidades de vecinos", dijo la alcaldesa Ada Colau en una entrevista en Catalunya Ràdio el jueves.

La multa, la de mayor cuantía que permite la Ley de Turismo de Cataluña dado el "beneficio obtenido y la posición dominante" de ambas páginas, se da después de que el consistorio haya detectado 3.812 anuncios de pisos sin licencia en Airbnb y 1.744 en Homeaway, según una nota de prensa del ayuntamiento.

Además, en el marco del plan contra los pisos turísticos ilegales que inició Colau en el verano de 2015 tras su llegada al ayuntamiento, desde julio a finales de octubre de 2016 se ha ordenado el cierre de 709 casas sin licencia.

Airbnb dijo que apelará la decisión del ayuntamiento, con el que hace menos de un mes se comprometió a trabajar de manera conjunta por los intereses de la ciudad.

"Barcelona camina por el lado contrario que la mayoría de ciudades en Europa y en el mundo. El Ayuntamiento, a diferencia de muchas otras ciudades, no ha demostrado un interés real en explorar un diálogo constructivo", dijo la compañía estadounidense en un comunicado.

"Hay una contradicción en las políticas turísticas en Barcelona, que favorecen a los operadores comerciales y a los apartamentos que se dedican únicamente al turismo (..), en detrimento de las personas que quieren compartir el propio hogar", añadió.   Continuación...