Los bonos de Telefónica sufren modestamente tras la rebaja de rating de Moody's- IFR

martes 8 de noviembre de 2016 17:03 CET
 

LONDRES, 8 nov (Reuters) - Los bonos de Telefónica sufrían el martes al calor de la rebaja de rating de Moody's, aunque los movimientos fueron modestos y los inversores esperaban un impacto limitado a corto plazo.

El diferencial de los bonos de la teleco española en euros frente a los swaps de referencia se ampliaban en unos 7 puntos básicos en el caso de una emisión de febrero de 2003. Las emisiones a más corto plazo y más recientes, sufrían entre 2 y 4 puntos básicos.

Moody's recortó su rating un escalón a Baa3 (estable) en la tarde del lunes. S&P y Fitch califican la compañía una nota por encima y ambos con perspectiva estable.

La compañía dijo el mes pasado que iba a recortar el dividendo y utilizar la caja generada por el negocio, en vez de vender activos, para ayudarse a repagar deuda como parte de una estrategia para mantener el grado de inversión.

"Aunque la reducción del dividendo es un paso en la dirección correcta ya que preservará caja y ayudará a reducir deuda de forma progresiva, este cambio en la estrategia retrasará los esfuerzos para desapalancarse más allá de diciembre de 2017", dijo Carlos Winzer, analista de Moody's, el lunes.

Los bonos híbridos caían antes de recuperar parte del terreno perdido. Los bonos sufrieron pérdidas más amplias el mes pasado con el anuncio del recorte del dividendo y la nueva estrategia para la deuda.

La reciente emisión de 1.000 millones de euros al 3,75 por ciento perpetuos y canjeables en marzo de 2022 se ofrecía a 97.7 el martes por la tarde, habiendo sido emitida a la par a principios de septiembre.

Los inversores que S&P siga a Moody's en un futuro no lejano.

"Sigo pensando que S&P recortará Telefónica un escalón en algún momento antes de finales del primer semestre de 2017. Fitch se quedará en el BBB que tiene sentido teniendo en cuenta que tienen a Telecom Italia en BBB-", dijo un inversor.

Añadió que en el corto plazo, la bajada de rating no debería tener un impacto material, con los inversores esperando que la firma de pasos para desapalancarse.

"Pero si tienen algún problema operativo tienen limitada flexibilidad ahora y una perspectiva negativa de una agencia apuntaría a un Baa-/BBB- y a una ampliación de diferenciales propiamente dicha", dijo el inversor. (Traducido por Andrés González)