26 de octubre de 2016 / 19:27 / en 10 meses

ACTUALIZA 1-Un Rajoy dialogante apela al consenso para evitar una legislatura inestable

* Plantea reforma en pensiones, educación, financiación autonómica

* Remitirá techo de gasto y objetivos de estabilidad en breve

* Espera sea una legislatura estable y duradera

* Los partidos dicen que Rajoy tendrá que ganarse confianza (Actualiza información, citas)

Por Inmaculada Sanz

MADRID, 26 oct (Reuters) - Consciente de las dificultades que encarará para acabar la legislatura, el candidato del Partido Popular a la presidencia, Mariano Rajoy, centró el miércoles su discurso de investidura en ofrecer diálogo para abordar consensos a los que se resistió cuando gozaba de mayoría absoluta.

Tras más de diez meses de estancamiento político y una investidura fallida, la histórica abstención del Partido Socialista - además de los apoyos de Ciudadanos y Coalición Canaria - permitirán a Rajoy formar un gobierno en minoría en el Congreso más fragmentado de la historia de la democracia.

"Tengo asumido que cada día tendremos que construir una mayoría para la gobernabilidad", dijo Rajoy en su discurso en la cámara baja, que daba inicio a varias jornadas de sesión de investidura.

Rajoy previsiblemente no logrará el respaldo de la Cámara el jueves, cuando precisa el apoyo de una mayoría absoluta de diputados, y tendrá que esperar a que se repita la votación el sábado, en la que el PSOE ha anunciado la abstención.

Entre los asuntos que su Gobierno tratará de inmediato citó las pensiones, la financiación autonómica y la educación, pero afirmó que sus prioridades siguen siendo el empleo y la economía, principalmente cumplir con los objetivos pactados con Europa en materia de déficit.

El presidente en funciones, que tiene ante sí la necesidad perentoria de buscar una mayoría simple para aprobar los presupuestos, dijo que su Ejecutivo remitirá en breve a ambas cámaras los objetivos de estabilidad presupuestaria y el techo de gasto.

"No necesito explicarles que las cuentas del Estado son la pieza clave de la política económica del país", dijo el político conservador, cuyo Ejecutivo tendrá que incluir en los presupuestos recortes por 5.400 millones de euros que exige Bruselas.

Con la actitud más dialogante vista a un Rajoy presidente, el candidato del PP dijo que tratará de atraer a otros grupos parlamentarios a las 150 medidas cerradas con Ciudadanos y que incluyen un gran pacto contra la corrupción tras los reiterados casos entre la clase política.

Sabedor de que el referéndum sobre la independencia de Cataluña convocado para septiembre será un aspecto protagonista en los próximos meses, Rajoy tendió la mano a la Generalitat pero aseguró que cumplirá con la ley ante "el reto más grave que tiene España".

VELADA AMENAZA DE ELECCIONES

Al reclamar apoyos, el candidato se refirió veladamente a un Partido Socialista dividido y sin líder que ha optado por abstenerse ante Rajoy para evitar unas terceras elecciones generales en un año.

"Parece justo y razonable que, quienes de verdad no desean repetir las elecciones, apoyen esta solución (permitirle formar gobierno)", dijo Rajoy en un discurso de algo menos de una hora.

En la bancada socialista reapareció Pedro Sánchez, ausente desde principios de mes de la vida política tras su abrupta dimisión como secretario general y el giro posterior de su partido hacia la abstención ante el candidato de su principal adversario político.

Sánchez no desveló qué votara el próximo sábado, cuando el posible incumplimiento de la disciplina de voto en las filas socialistas podría llevar a la expulsión de aproximadamente una decena de diputados y la consecuente merma del grupo socialista, que con 84 escaños ya cuenta con su representación más exigua en la historia de la democracia.

"Es un momento difícil para el Partido Socialista, estaríamos votando no a Rajoy eternamente pero se trata del país", dijo la portavoz adjunta del PSOE, Isabel Rodríguez, que se mostró abierta a un diálogo que "llega tarde".

El portavoz de Podemos, Iñigo Errejón, dijo que las palabras de Rajoy mostraban que las élites del país estaban más débiles que nunca y auguró que este legislatura sería el inicio de un cambio de modelo en el que la formación morada sería fundamental.

"Esta es una salida en falso a la crisis del sistema político español", dijo Errejón. (Editado por Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below