España quiere captar 8.000 mlns euros más en 2016 con reforma impuesto sociedades

jueves 29 de septiembre de 2016 16:55 CEST
 

Por Sarah White

MADRID, 29 sep (Reuters) - El Gobierno se dispone a aprobar este viernes una reforma del impuesto de sociedades con el fin de aumentar en 8.000 millones de euros la recaudación antes de que acabe el año y cumplir con los objetivos presupuestarios acordados con Bruselas, dijo el jueves una portavoz del Ministerio de Hacienda.

En un principio, el Gobierno del PP, actualmente en funciones, había previsto una entrada de fondos de 6.000 millones adicionales este año por este cambio legislativo, cuya aprobación está prevista mediante un decreto del Consejo de Ministros que deberá ser convalidado en el Congreso.

Con la reforma, los empresas que facturen más de 10 millones de euros tendrán que aplicar un tipo impositivo mínimo del 23 por ciento en los pagos fraccionados o anticipados sobre los impuestos generados en el ejercicio en curso. En el caso de los bancos, el tipo mínimo será del 25 por ciento.

Los ingresos por el Impuesto sobre Sociedades se han visto reducidos drásticamente en 2016 al expirar una medida temporal que estableció un tipo mínimo del 12 por ciento en los anticipos a cuenta de la liquidación del impuesto con el fin de mejorar la recaudación.

El número de sociedades afectadas por la reforma, que según los empresarios amenaza su solvencia, será de unas 9.000 según Hacienda, que afirma que el incremento en los tipos de los pagos fraccionados no supone una subida de impuestos sino una redistribución de los pagos.

Con esta modificación, el Gobierno trata de evitar una eventual multa de la Comisión Europa por no poner en marcha medidas eficaces para recortar el déficit en un momento en el que el bloqueo político en España por las dificultades para formar gobierno ponen en duda la capacidad del Ejecutivo para controlar las arcas del Estado.

Los partidos han sido incapaces de formar un gobierno en los últimos nueve meses tras dos elecciones generales que han dejado el Congreso más fragmentado de la democracia española. Esta situación ha impedido la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 -año en que España tiene unos difíciles objetivos de reducción del déficit-, por lo que se renovarán automáticamente las cuentas de este año.

Bruselas relajó recientemente las metas de déficit español para 2016 y 2017, pero, pese a la evolución positiva de la economía, aumentan las dudas sobre cómo se alcanzarán los nuevos objetivos.   Continuación...