BPI ofrece control de angoleña BFA a Dos Santos para desbloquear opa de Caixabank

miércoles 21 de septiembre de 2016 12:08 CEST
 

Por Andrei Khalip y Sergio Goncalves

LISBOA, 21 sep (Reuters) - Banco BPI ha propuesto vender una participación del dos por ciento en su unidad angoleña, BFA, a la inversora angoleña Isabel dos Santos en un esfuerzo de última hora por asegurar que triunfe la oferta de adquisición de Caixabank por la entidad portuguesa.

La oferta se ha encontrado hasta el momento con la oposición de Dos Santos, que cuenta con una participación de alrededor del 20 por ciento en el banco luso y que tiene un 49,9 por ciento de la entidad angoleña, frente al 50,1 que ostenta BPI, por lo que en caso de aceptar la propuesta, Dos Santos se convertiría en la accionista mayoritaria en BFA.

El consejo de BPI propuso la venta de la participación al operador móvil angoleño Unitel, que está controlado por Dos Santos de forma indirecta, a cambio de que la empresaria no bloquee en la junta de accionistas de BPI de este miércoles una propuesta para eliminar la limitación del 20 por ciento de los derechos de voto.

Este límite ha permitido hasta el momento a Dos Santos, hija del presidente de Angola, defenderse de la opa de Caixabank, que tiene como finalidad hacerse con el control del tercer mayor banco portugués.

La entidad catalana ha condicionado su oferta por BPI, que valora el banco en 1.590 millones de euros, a que se elimine la limitación en los derechos de voto. Caixabank ya posee alrededor de un 45 por ciento de BPI.

BPI, que lleva tiempo tratando de deshacerse de sus activos angoleños de riesgo para cumplir con las regulaciones de la Unión Europea, dijo en un comunicado a última hora del martes que la propuesta enviada a Unitel prevé la venta del 2 por ciento de participación en BFA por 28 millones de euros.

De esta forma el banco portugués tendría una participación minoritaria y no consolidaría BFA en sus libros, lo que le puede ayudar a cumplir la normativa de la UE.

"La condición de esta oferta es que se cumpla lo siguiente: Los estatutos de BPI no contendrán la limitación de los derechos de voto", dijo el consejo.

El accionista portugués Violas Ferreira, que tiene una participación del 2,7 por ciento en BPI y ha presentado recursos judiciales bloqueando votaciones anteriores para eliminar la limitación, dijo el lunes al diario Jornal de Negocios que era inevitable que la oferta de la entidad catalana siguiera adelante y que era necesario buscar un entendimiento entre las partes.

El regulador bursátil portugués suspendió la cotización de BPI antes de la junta del miércoles. Cerró a 1,091 euros el martes, por debajo del precio ofrecido por Caixabank de 1,113 euros por acción. (Traducido por Emma Pinedo)