El Ibex cierra con un leve rebote, acabando con cuatro sesiones en rojo

jueves 15 de septiembre de 2016 18:08 CEST
 

MADRID, 15 sep (Reuters) - El Ibex-35 de la bolsa española cerró el jueves con un ligero rebote pese a continuar la volatilidad, poniendo fin a cuatro jornadas en rojo en las que se dejó un 4,5 por ciento.

El selectivo mantuvo el repunte pese a conocer una ráfaga de datos económicos de Estados Unidos por la tarde, entre ellos una caída mayor a la esperada en las ventas minoristas y en la producción industrial en agosto en Estados Unidos, lo que apunta a cierta debilidad en la principal economía del mundo.

Además en Europa, el Banco de Inglaterra mantuvo los tipos de interés como se preveía y en el ámbito doméstico, el Tesoro colocó deuda cerca del máximo que se había fijado, vendiendo bonos por 3.883 millones de euros con nuevos recortes en las rentabilidades a 5 y 15 años.

"Llevamos dos días con volatilidad en el mercado y sin tener muy clara la dirección que tomar", dijo Sonia Tardío, operadora de CM Capital Markets.

En este contexto, Ibex-35 subió un 0,21 por ciento a 8.720,5 puntos, mientras que el índice paneuropeo STOXX 600 avanzó un 0,62 por ciento.

Indra, que ha cerrado varios contratos en los últimos días, fue el mejor valor del selectivo, con un avance del 2,4 por ciento, seguido de Caixabank con una subida del 2,4 por ciento.

En el selectivo español también destacó Gamesa, que sumó un 1,2 por ciento tras anunciar la compra de la mitad de capital de la 'joint venture' Adwen a su socio francés Areva , la última incógnita en el marco del acuerdo de la fusión de la empresa vasca y el negocio eólico de Siemens .

Repsol ayudó al rebote con un avance de un 0,5 por ciento, mientras que Telefónica fue uno de los lastres del Ibex con un descenso de un 0,5 por ciento, al igual que BBVA , que se dejó un 0,7 por ciento.

Fuera del Ibex, el grupo de reservas de viajes eDreams subió un 4,7 por ciento después de que desvelara una emisión de bonos para refinanciar deuda.

En el otro extremo, Telepizza cayó un 3,5 por ciento después de que Kepler Cheuvreux iniciara la valoración de la compañía de comida rápida con la recomendación de "reducir" y estableciera un precio objetivo de 4,25 euros. (Información de Emma Pinedo; Editado por Tomás Cobos)