El mercado de híbridos podría reabrirse, aunque se mantiene el nerviosismo- IFR

jueves 18 de agosto de 2016 16:10 CEST
 

LONDRES, 18 ago (IFR) - Se espera que el mercado de híbridos emitidos por empresas pueda retomar la actividad en los próximos meses, aunque algunos potenciales emisores todavía están preocupados por el coste de las nuevas emisiones y por lo poco que se ha probado el sector este año.

Se espera que Telefónica, Repsol, E.On o Vattenfall estén preparadas para emitir más deuda híbrida, según varias fuentes.

Pero los emisores podrían tomar alguna precaución tras la volatilidad y los cambios de criterio de S&P el año pasado sobre la contabilidad de estos instrumentos de renta fija, que llevaron a los diferenciales entre la deuda senior y la subordinada a niveles no vistos.

El diferencial entre la deuda subordinada y senior de las empresas tocó los 500 puntos básicos a principios de año. Este diferencial es una medida clave que utilizan los prestamistas a la hora de emitir híbridos.

El resultado es que sólo se han emitido 1.850 millones de euros en deuda de este tipo en lo que va de año frente a los más de 22.000 millones del año anterior.

Los banqueros dicen que el diferencial está ahora entre 250 y 300 puntos básicos frente a los 200 puntos básicos de la primera mitad de 2015.

Un tesorero de una empresa dijo a IFR que está considerando la emisión de deuda híbrida en la segunda mitad del año pero que dependerá de las condiciones del mercado.

"Las condiciones son mucho mejores pero todavía no hemos visto oferta que haya testado los precios", declaró.

"Es un buen momento para la financiación, es prácticamente gratis, pero tienes que tener cuidado para no levantar fondos que no necesites. Es costoso sentarse encima de montones de dinero, asi que no importa lo bien que esté el mercado, no es suficiente si no necesitas el efectivo todavía".

Los híbridos, que tiene consideración parcial de 'equity' por las grandes agencias, han sido un vehículo a través del cual las compañías han robustecido su balance para financiar operaciones de compra y venta de compañías mientras sostenían su calificación crediticia. (Información de IFR, traducido por Andrés González)