BCE suspende proceso sancionador contra BPI a la espera de que Caixabank tome el control

miércoles 22 de junio de 2016 18:40 CEST
 

Por Tomás Cobos

MADRID, 22 jun (Reuters) - El Banco Central Europeo ha decidido suspender el proceso sancionador contra BPI con relación a los riesgos de su exposición en Angola, a la espera del resultado de una opa con la que el español Caixabank pretende hacerse con el control de la entidad portuguesa.

Según dijo Caixabank el miércoles, el BCE ha decidido dar a Caixabank, en el caso de que se haga con el control de la entidad portuguesa, "un plazo de cuatro meses para solucionar el incumplimiento de grandes riesgos de BPI", segundo banco cotizado más grande de Portugal en el que la española ya tiene un 44 por ciento.

Dicho plazo comenzaría a contar desde la eventual conclusión de la opa de Caixabank por BPI, previsiblemente en octubre, dijo el banco español.

La participación del 51 por ciento que BPI posee en la angoleña BFA podría conllevar una serie de penalizaciones por parte del regulador europeo por los riesgos asociados a la entidad africana.

BPI ya había solicitado al BCE una dispensa para encontrar una solución alternativa a una multa diaria de hasta 162.000 euros que en principio debía aplicarse tras la entrada en vigor de unas nuevas normas europeas sobre la exposición a Angola el 10 de abril.

Caixabank dijo en abril que lanzará una oferta por el 55,9 por ciento del capital que no controla en BPI tras no llegar a un acuerdo de compra con la empresaria angoleña y segunda accionista del banco luso, Isabel Dos Santos, titular del 49,9 por ciento de BFA.

El intento fallido implicaba también que la empresaria vendiese a Caixabank su 18,6 por ciento en BPI y comprase al mismo tiempo el 50,1 por ciento en la angoleña BFA en manos de BPI.

La toma de control por parte de Caixabank se ha visto facilitada por la decisión del Gobierno portugués de eliminar a partir del 1 de julio la limitación al 20 por ciento de los derechos de voto en la banca, que bloqueaba hasta ahora los intentos del banco catalán por hacerse con BPI.

La oferta de Caixabank está condicionada a que la acepte más del 50 por ciento del capital y al levantamiento de dicha limitación. El banco catalán estimaba en abril que la operación se cierre en el tercer trimestre, con el registro de la opa previsto para septiembre. (Editado por Carlos Ruano)