Regulador francés duda de necesidad del gasoducto MidCat entre España y Francia

miércoles 15 de junio de 2016 08:59 CEST
 

PARÍS, 15 jun (Reuters) - Un nuevo gasoducto entre Francia y España no aumentaría la seguridad de suministro de gas en Francia ni en Europa y podría elevar los precios que pagan los consumidores, dijo el miércoles el regulador francés CRE.

En un informe sobre las interconexiones de gas y electricidad transfronterizas de Francia, CRE dijo que veía poca necesidad para un nuevo gasoducto, que la Unión Europea dice ayudaría a reducir la dependencia europea de las importaciones de gas ruso al aliviar un cuello de botella existente en los Pirineos.

El grupo de transporte de gas italiano Snam ha dicho que su filial francesa TIGF quiere invertir en la nueva interconexión Midcat en el Pirineo oriental, que duplicaría la capacidad de intercambio de gas de España y Francia.

La Comisión francesa de Regulación de la Energia (CRE) dijo que el proyecto Midcat costaría casi 3.000 millones de euros ($3.360 millones), de los que 2.000 millones corresponderían a Francia, para impulsar la capacidad de importación y exportación de gas a aproximadamente el 15 por ciento del consumo de gas en Francia y España.

"A la luz de la demanda estable y el exceso de capacidad de los últimos años, un proyecto tan costoso no debería crear un riesgo excesivo para los consumidores", dijo la CRE.

El regulador galo añadió que los operadores de la red de gas deberían establecer si existe necesidad de nueva capacidad de infraestructuras, algo que dijo que era poco probable dado el entorno del mercado actual. (Información de Geert De Clercq; traducción de Jose Elías Rodríguez)