Las compras de bonos corporativos por el BCE comienzan con fuerza

lunes 13 de junio de 2016 17:30 CEST
 

FRÁNCFORT, 13 jun (Reuters) - El Banco Central Europeo (BCE) compró la semana pasada bonos corporativos por valor de 348 millones de euros en los primeros tres días en vigor de este programa enmarcado en otro más amplio de 1,74 billones de euros dirigido a reavivar el crecimiento y la inflación en la zona euro, dijo el lunes la institución.

Las cifras se encuentran en la parte alta de las predicciones de los analistas e indican que este programa ha comenzado con fuerza y que el BCE quiere mostrar que puede comprar volúmenes significativos.

El BCE añadió bonos corporativos no financieros a su programa de compra de activos a partir del 8 de junio para abaratar el crédito y animar a las empresas para que gasten y levanten la débil economía de la zona euro, que está recuperándose muy lentamente de la crisis de deuda.

Los costes de financiación de las empresas han bajando significativamente desde el comienzo del año, sobre todo en los límites del bloque de 19 países, con el comienzo de las compras del BCE concediendo a los mercados un nuevo empujón.

Erik Nielsen, economista jefe de UniCredit, dijo que los tipos de interés, especialmente para las pymes, han caído notablemente. En Italia, los préstamos de hasta cinco años cuestan prácticamente lo mismo que en Alemania, frente al diferencial de 130-140 puntos de hace dos años.

La deuda corporativa con grado de inversión y no financiera tenía una rentabilidad del 1,113 por ciento a finales de la semana pasada, muy por debajo de los niveles del 1,6 por ciento que marcaba cuando se anunció el programa en marzo y ligeramente por debajo del 1,155 por ciento justo antes de empezar las compras.

"Parece que el mercado de bonos corporativos se mantiene relativamente inalterado por lo que sucede en otros mercados por las perspectivas de compras del BCE", dijo ING en alusión a las fuertes caídas de los mercados bursátiles del viernes y el lunes.

Se ha visto al BCE en el mercado comprando una gran variedad de bonos corporativos, incluyendo los de la aseguradora italiana Generali, la operadora española Telefónica y la eléctrica francesa Engie.

Fuentes del BCE dijeron antes que probablemente las compras comenzarían poco a poco y con volúmenes bajos y que les costaría apretar el paso en los meses de verano, ya que la liquidez tiende a caer bruscamente en la temporada alta de vacaciones.   Continuación...