Automovilísticas alertan de que más controles fronterizos en UE podrían dañar producción

miércoles 2 de marzo de 2016 17:13 CET
 

GINEBRA, 2 mar (Reuters) - El sistema de fabricación de la industria automovilística es vulnerable a cualquier endurecimiento de los controles de las fronteras de Europa a raíz de la crisis de refugiados, dijeron los consejeros delegados de Opel, Ford Europa y Daimler en una feria del sector celebrada en Ginebra.

La propuesta de desmantelar el tratado Schengen para la libre circulación por Europa con la intención de detener el flujo de refugiados e inmigrantes preocupa a los ejecutivos de las automotrices, así como los controles fronterizos más estrictos, que podrían complicar el tráfico de mercancías.

"Una ruptura de Schengen sería terrible para nosotros", dijo a los periodistas el consejero delegado de Opel, Karl-Thomas Neumann.

Opel depende de un transporte de mercancías sin obstáculos para recibir productos y componentes de Alemania, España, Polonia, Reino Unido e Italia, añadió Neumann, que dijo que el grupo tiene una gran cantidad de operaciones logísticas en el sur de Europa.

El espacio Schengen se estableció hace 30 años y ahora cuenta con 26 miembros, de los que 22 son estados miembros de la UE. Para frenar el flujo de inmigrantes, algunos países Schengen han introducido controles fronterizos en los últimos meses, lo que hace temer que todo el sistema se venga abajo.

Opel, la división europea de General Motors (GM), se ha comprometido a volver a la senda de los beneficios en 2016, una meta que la compañía reiteró en la exposición de Ginebra. En Europa, el año pasado GM publicó una pérdida ajustada antes de intereses e impuestos de 800 millones de dólares, después de registrar pérdidas por 1.400 millones en 2014.

Bernhard Mattes, el jefe de Ford en Alemania, dijo que cualquier restricción a la circulación de mercancías entre fronteras podría dificultar gravemente la producción.

"Tenemos plantas en Alemania, Rumanía, España e Inglaterra. Nuestra logística está orientada al abastecimiento de las plantas cumpliendo unos tiempos. Esta es la base para una producción eficiente en Europa - por supuesto que queremos mantener eso", dijo.

El consejero delegado de Daimler, Dieter Zetsche, dijo que su compañía estaba en los límites de su capacidad de producción gracias a la demanda de vehículos de lujo, incluyendo los nuevos modelos GLC y E-Class.

Los líderes de la UE tienen previsto reunirse con Turquía el próximo 7 de marzo y más adelante celebrarán una cumbre sobre inmigración el 18 y 19 de marzo.

Los encuentros parecen una última oportunidad de reavivar una respuesta conjunta para solucionar la crisis antes de que comience el buen tiempo, que facilitará los viajes de los inmigrantes a través del Mediterráneo. (Información de Edward Taylor; Editado por Adrian Croft y Mark Potter; Traducido por Ana Vicario)