Startup israelí apuesta por antenas inteligentes para acceso global a Internet

lunes 29 de febrero de 2016 13:19 CET
 

Por Ari Rabinovitch

ROSH HA'AYIN, Israel, 29 feb (Reuters) - La "startup" israelí Skyfi está tratando de rebasar a Facebook y Google en la carrera por ofrecer acceso a Internet desarrollando la primera antena autocorrectora que pueda convertir mini-satélites en poderosos transmisores con cobertura mundial.

Los dos líderes tecnológicos trabajan la forma de dirigir el acceso de Internet desde el cielo a zonas remotas. Google, con globos aerostáticos a gran altitud y Facebook con una combinación de drones y satélites más grandes y complejos.

Pero será necesario un conjunto de 60 satélites en miniatura o nanosatélites, del tamaño de una caja de zapatos cada uno, para dar cobertura a toda el globo, dijo Raz Itzhaki Tamir, un veterano de la industria aeroespacial israelí y cofundador de Skyfi hace cuatro años.

La forma en la que espera hacer es empleando una antena estilo paracaídas que se despliega una vez está en el espacio. Entonces, la antena puede ajustarse mecánicamente a las imperfecciones en la superficie del transmisor, permitiendo el paso a una señal más fuerte e incluso alterando la dirección a la que apunta si la difusión necesita ser cambiada durante la vida del satélite.

Quizá parezca baladí, pero estos son los dos principales obstáculos que han limitado a los operadores de satélite durante años.

Aunque la empresa asegura que tiene una "prueba de concepto" en funcionamiento, la tecnología aún debe ser probada en el espacio, así que no cabe esperar una flota de nanosatélites que den acceso a Internet hasta al menos algunos años. Pero la antena en sí podría ser un gran negocio entretanto.

Miles de nuevos satélites se lanzarán al espacio en la próxima década y muchos emplearán tecnología israelí, que ha aprovechado su experiencia militar para capturar una cuota razonable del creciente mercado espacial comercial, sobre todo en el campo de la miniaturización.

Skyfi recaudó 3 millones de dólares en una ronda impulsada por Jerusalem Venture Partners, uno de los fondos de capital riesgo con más éxito del país, y afirma que ha suscrito cartas de intenciones para vender sus antenas a actores globales como Lockheed Martin y Spacecom.   Continuación...