Bruselas advierte a España sobre altos niveles de deuda y desempleo

viernes 26 de febrero de 2016 17:31 CET
 

MADRID, 26 feb (Reuters) - La Comisión Europea advirtió el viernes a España sobre unos altos niveles de deuda y paro que amenazan el equilibrio a largo plazo de la senda de recuperación económica.

En un informe que analiza las luces y sombras de la economía española en los últimos años, el brazo ejecutivo de la UE dijo que la reciente recuperación del crecimiento económico en España ha reducido algunos riesgos, aunque todavía persisten desequilibrios que podrían afectar al país a largo plazo.

"En particular, la elevada deuda pública y privada, que se refleja en el altísimo nivel de pasivos externos netos, expone al país a riesgos derivados de fluctuaciones de la confianza en el mercado y es una rémora para la economía", dijo la Comisión en su informe.

La Comisión dijo que se prevé que la deuda de las Administraciones Públicas supere el 100 por cien del Producto Interior Bruto en 2015, y que alcance su máximo nivel en 2016, antes de disminuir en 2017.

En un comunicado en referencia al documento de la Comisión, el Ministerio de Economía español dijo el viernes que espera que la deuda pública española haya cerrado 2015 en un 99 por ciento del PIB.

La Comisión reconoció que el paro disminuyó en España en el pasado año, aunque advirtió de que el desempleo español es uno de los más altos de la UE con una tasa superior al 20 por ciento en 2015.

"El desempleo sigue siendo muy elevado, especialmente entre los jóvenes. El desempleo de larga duración es también muy alto y puede hacerse crónico, lo que provoca un aumento de la pobreza o la exclusión social", dijo la Comisión en su informe.

Bruselas dijo que existen riesgos a la baja a corto plazo, principalmente externos, por la bajada del precio del petróleo o el debilitamiento del euro, aunque también si se desaceleran las reformas económicas.

"El crecimiento podría verse afectado negativamente por una ralentización más pronunciada de lo previsto en algunas economías emergentes y una posible desaceleración de la agenda de reformas", dijo.

Bruselas reconoció que las medidas tomadas hasta ahora en el mercado laboral y la reforma del sector bancario han dado fruto, pero añadió que los resultados en innovación y desarrollo han empeorado.

Bruselas recomendó para este año relanzar la inversión, continuar las reformas estructurales para modernizar la economía y la adopción de políticas presupuestarias responsables. (Información de Rodrigo de Miguel; editado por Tomás Cobos)