4 de febrero de 2016 / 14:46 / en 2 años

ACTUALIZA 1-Mexicano Slim ultima el abordaje de FCC con una OPA forzada

* La ampliación de capital podría aprobarse en breve

* Recientes compras de acciones sugieren que busca OPA

* Con aseguramiento ampliación podría superar el 30%

* Habrá de modificar pacto de accionistas con Koplowitz

* Las últimas compras de Slim podrían elevar el precio (Añade cotización de FCC)

Por Carlos Ruano

MADRID, 4 feb (Reuters) - El empresario mexicano Carlos Slim ultima en estos días su asalto definitivo al grupo español FCC, que probablemente vendrá derivado de una opa sobrevenida si, como es previsible, supera la titularidad de un 30 por ciento de su capital, dijo una fuente conocedora de la situación.

Slim, que participa en FCC a través de su sociedad Carso, declara actualmente poseer un 27,429 por ciento de las acciones de FCC, que espera la aprobación del regulador bursátil para una ampliación de capital de 709 millones de euros que él mismo asegura.

Tras las noticias, las acciones de FCC se disparaban más del 10 por ciento a 6,88 euros a las 1542 hora local.

La suscripción de la ampliación, a la que tanto Slim como la segunda accionista e histórica representante del grupo creado por su padre, Esther Koplowitz (22,44 por ciento), se han comprometido a acudir, mantendrían estables sus participaciones.

Pero, según analistas, el aseguramiento de la operación hace altamente probable que Slim llegue a superar el umbral legal del 30 por ciento que obliga a lanzar una oferta si compra los derechos que no sean suscritos en mercado.

Aunque técnicamente el empresario podría pedir un plácet de tres meses para volver a bajar su participación por debajo del nivel que obliga a una opa, parece que sus últimos movimientos apuntan a una decidida apuesta para hacerse definitivamente con el control de la española.

Con un suelo de la acción fijado en seis euros (el precio de la ampliación que asegura), Carso anunció el 12 de enero pasado que había comprado 2,9 millones de acciones de la constructora, cuando su cotización superaba el precio de la ampliación.

El principal escollo para una eventual oferta - para algunos el hecho que justifica el retraso en la aprobación del folleto de la ampliación - es que cuando en noviembre de 2014 Slim entró en el capital de FCC firmó un pacto de accionistas con Esther Koplowitz por el que ninguno de los dos podría superar el 29,99 por ciento del capital en un plazo de cuatro años.

La fuente conocedora de la operación dijo que las relaciones entre ambos accionistas son absolutamente fluidas y dan por hecho un cambio del pacto que facilite la eventual operación y una próxima aprobación del folleto de la ampliación acordada a mediados de diciembre.

Un portavoz de FCC consultado por Reuters rehusó hacer comentarios, al igual que un portavoz de Slim desde México mientras que no fue posible contactar con un representante de Esther Koplowitz.

Previsiblemente, si acuden a la ampliación los principales inversores institucionales actuales, Slim no tendrá que hacer un gran desembolso en una eventual opa y despejará el camino para futuras eventuales compras al haber superado ya el umbral legal de control.

UNA OPERACIÓN REDONDA

En base a la legislación, Slim debería ofrecer en caso de una opa al menos el nivel más alto pagado por el oferente en los pasados 12 meses (7 euros en la última adquisición). Pero incluso con un precio un euro por encima del fijado en la ampliación, el negocio puede considerarse “redondo” para el empresario.

Previsiblemente, si acuden a la ampliación los principales inversores institucionales actuales un euro por debajo de la hipotética opa, Slim no tendrá que hacer un gran desembolso en una eventual opa y despejará el camino para futuras eventuales compras al haber superado ya el umbral legal de control.

Cuando acudió al rescate de Esther Koplowitz a finales de 2014 suscribiendo una vital ampliación de capital, el multimillonario mexicano invirtió 650 millones de euros para hacerse con un 25,6 por ciento del capital y superar a la histórica accionista de control.

Por aquel entonces, el precio de 9,75 euros por título (teniendo en cuenta los derechos de suscripción y el precio de la ampliación) pagado fue considerado de saldo, al incluir un fuerte descuento sobre la cotización, que entonces rondaba los 12 euros.

Con la compra de las nuevas acciones en la órbita de los siete euros o en los seis de la ampliación, la empresa del mexicano podrá hacer media con su participación anterior y tener mayor rentabilidad en su inversión, actualmente con minusvalías latentes al cotizar a un precio en torno a los seis euros.

Además, en los 14 meses transcurridos desde que entrase en FCC, Slim ha conseguido asegurarse el control de la pata inmobiliaria de FCC, Realia, en un momento en el que se atisban los primeros síntomas de recuperación en un sector castigado durante casi una década.

Tras suscribir una ampliación de capital y canjear por acciones un préstamo participativo, Carso, presente en el consejo de Realia, se impuso a una opa rival y ha lanzado finalmente una oferta por el 100 por ciento del capital valorando la inmobiliaria en 368,6 millones de euros, con descuento sobre el valor liquidativo neto de los activos (NNAV) calculado a finales de 2014 en 449 millones de euros. (Editado por Blanca Rodríguez y Robert Hetz)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below