El Supremo distingue entre pequeño y gran inversor en Bankia

miércoles 3 de febrero de 2016 19:10 CET
 

MADRID, 3 feb (Reuters) - Las sentencias del Tribunal Supremo en las que rechazó la semana pasada dos recursos presentados por Bankia contra la anulación de la adquisición de sus acciones con ocasión de la colocación en bolsa en 2011 distinguen entre inversores institucionales y particulares.

La decisión del supremo abre la puerta a miles de demandas de particulares por las irregularidades detectadas en la salida a bolsa para las que Bankia ha realizado fuertes provisiones.

Pero algunos habían cuestionado que las reservas realizadas por Bankia fueran suficientes si se sumasen demandas de institucionales.

En el texto íntegro de las sentencias conocidas el lunes, el tribunal distingue en varias ocasiones entre el tipo de inversor.

"(...) la información supone el elemento decisivo que el futuro pequeño inversor (a diferencia de los grandes inversores o los inversores institucionales) tiene a su alcance para evaluar los activos y pasivos de la entidad emisora", dice una de las sentencias.

"(...) los inversores particulares (...) a diferencia de lo que puede ocurrir con otros inversores más cualificados, carecen de otros medios de obtener información", dice la segunda sentencia.

El pasado lunes, el consejero delegado de Bankia, José Sevilla, calificó de suficiente el nivel de provisiones de 1.840 millones de euros constituidos para afrontar posibles nuevas demandas de inversores minoristas.

Diversos tribunales civiles han dado por el momento la razón a pequeños inversores, que han presentado demandas por más de 800 millones de euros. En vista de la evolución de las demandas, Bankia y su matriz BFA, que en 2014 provisionaron 780 millones de euros para atender al hipotético coste de las mismas, elevaron el pasado diciembre en 1.060 millones de euros el dinero reservado, en conjunto, para estas eventualidades.

Del total de provisiones, la matriz BFA asume un 60 por ciento mientras que el resto es aportado por la cotizada Bankia. El estatal FROB es el accionista único de BFA y propietario indirecto del 64,10 por ciento del capital de Bankia. (Información de Carlos Ruano, editado por Andrés González)