21 de enero de 2016 / 7:19 / hace 2 años

OÍDO EN MERCADO-El interés de Santander por Williams & Glyn preocupa al mercado

Por Pamela Barbaglia y Sinead Cruise y Anjuli Davies

LONDRES, 21 ene (Reuters) - El renovado interés de Banco Santander en comprar la entidad británica Williams & Glyn (IPO-WILL.L) preocupa porque se descuenta que tenga que vender activos e incluso tenga que abordar una ampliación de capital para cerrar un acuerdo que algunos inversores dicen que sería difícilmente asumible.

Un acuerdo con Williams & Glyn, propiedad de Royal Bank of Scotland, ayudaría al banco español a elevar su cuota de mercado en el competitivo sector bancario británico, con un posible coste de hasta 2.000 millones de libras ó unos 2.600 millones de euros.

Santander, que ya se hizo con Abbey y Alliance & Leicester, está dispuesto a seguir expandiéndose en el Reino Unido para compensar la debilidad en España, un mercado dominado por una elevada morosidad y un crédito estancado.

Varias fuentes familiarizadas con la estrategia del banco dicen que está revisando opciones para impulsar su capacidad financiera, mientras sopesa realizar una oferta por Williams & Glyn para reforzar su balance y evitar un disgusto a unos accionistas ya contrariados por una base de capital inferior a la de sus competidores europeos.

El banco español está trabajando junto a UBS en una nueva oferta por Williams & Glyn después de que las conversaciones previas con RBS fracasaran en 2012 debido a los problemas surgidos para separar la plataforma tecnológica del resto de su red de oficinas, dijeron tres fuentes con conocimiento directo del asunto.

“El hecho de que estén considerando una oferta por Williams & Glyn es, sobre el papel, desconcertante”, dijo Xavier VanHove, socio y gestor de fondos de THS Partners e inversor de Santander.

“Si es parte de una campaña para crear un imperio, entonces tendríamos serios problemas con ello”.

Un portavoz de Santander UK no confirmó que se estuviera preparando una oferta por Williams & Glyn.

“Como (la presidenta) Ana (Botín) dijo en el último Investor Day en septiembre de 2015, continuaremos analizando oportunidades en nuestros 10 principales mercados en los que veamos valor y beneficio para nuestros clientes y accionistas”, dijo la portavoz a Reuters. “Dicho esto, no comentamos rumores o especulaciones del mercado”.

El acuerdo daría a Santander hasta un 10 por ciento de cuota en el mercado británico, que ya ha despertado la atención de sus principales competidores españoles: Banco Sabadell y BBVA.

Williams & Glyn tiene más de 300 sucursales en Reino Unido y Santander tendrá que superar ofertas de entidades como Virgin Money y una serie de inversores de capital privado para conseguir su presa, dijeron las fuentes, que hablaron bajo condición de anonimato.

Fuentes próximas a la dirección de Santander dijeron que el banco empezó a estudiar opciones para captar hasta 5.000 millones de euros a nivel de filial, en lugar de a nivel de grupo, a finales de 2015.

Un plan, por ejemplo, es crear una filial en Sudamérica y utilizarla como vehículo para llevar a cabo una ampliación de capital, dijo una de las fuentes, añadiendo que el proyecto se discutió en diciembre pero no había sido aprobado.

“La alta dirección está bajo una presión cada vez mayor”, dijo la fuente que mantuvo reuniones recientes con el banco español.

“Existe un claro reconocimiento de que necesitan captar capital, pero continúa sin estar claro cómo lo harán”.

Una portavoz en Madrid agregó que Santander está cómodo con sus niveles de solvencia y que no le preocupa estar un poco más ajustado en capital.

Botín ya dijo durante la presentación del plan estratégico en septiembre que el banco tendría capacidad para generar capital de forma orgánica y alcanzar un ratio de core capital en términos de Basilea III “fully loaded” o totalmente anticipado por el mercado superior 11 por ciento en 2018. Botín también dijo que Santander “sería muy disciplinado en cuanto a operaciones de M&A [fusiones y adquisiciones]”.

VENTA ACTIVOS

Santander ya amplió capital por valor de 7.500 millones de euros en enero de 2015 en una de las mayores operaciones de este tipo cerradas en un día.

La ampliación de capital fue la primera gran decisión de Botín para reforzar el balance de la entidad desde que tomó las riendas en septiembre de 2014 tras el fallecimiento de su padre, Emilio Botín.

Desde entonces, Santander ha sido reacio a volver a recabar más capital de los accionistas. Pero con la inestabilidad de la economía mundial y con muchos de sus mercados clave sensibles a caídas a corto y medio plazo, fuentes dijeron que Botín podría no disponer de muchas más alternativas.

Reflejando las perspectivas bajistas para la entidad, los credit default swaps (CDS) a cinco años del banco se negocian con una prima de 165 puntos básicos, actualmente mayor que otros grandes bancos europeos, según datos de Thomson Reuters Datastream. Eso implica que a los inversores les cuesta ahora 165.000 euros al año asegurar 10 millones de euros de deuda corporativa de Santander contra el impago.

Botín, de 55 años, la cuarta generación familiar al frente del banco, también recortó la política de dividendo para reforzar el capital del banco y centrarse en crecer en el Reino Unido y Estados Unidos.

Las fuentes también dijeron que Botín podría revisar la estructura de red de filiales fuera de Europa para evitar, o al menos retrasar, otra ampliación de capital, dijeron las fuentes.

Entre las opciones que mencionan estas fuentes figura la posible venta o salida a bolsa de la división de Santander en América del Norte, recordando que había sido uno de los tres bancos extranjeros cuyos planes de capital había sido rechazados por la Reserva Federal en 2014.

La división con sede en Boston es propietaria de Santander Bank N.A., que tiene sucursales en el noreste, y alrededor del 69 por ciento de Santander Consumer USA, que vende préstamos al consumidor y para la compra de automóviles.

Una fuente dijo que el negocio de Santander en Estados Unidos no tenía muchas sinergias con otras divisiones del grupo en Europa y por eso era un claro candidato a ser vendido.

“El flujo de negocio entre sus filiales de Estados Unidos y de Europa no es suficiente para mantener una presencia al otro lado del charco (Atlántico)”, agregó.

Botín, no obstante, ya dijo en septiembre que la salida a bolsa de sus filiales ya no era una prioridad.

Otra opción para el banco sería proceder con la venta de varios activos no estratégicos en Europa, dijeron las fuentes, incluyendo su participación de control en la inmobiliaria Metrovacesa, por la que ya ha habido expresiones de interés, señaló una fuente conocedora de la situación.

Santander ya dijo durante la presentación de su plan estratégico que había creado una actividad inmobiliaria en España en la que integraba tanto las carteras en extinción como Metrovacesa.

A cierre de septiembre, el balance total de la actividad inmobiliaria de Santander en España ascendió a 16.200 millones de euros, de los que 5.100 millones de euros corresponden a Metrovacesa.

Una posible venta de esta actividad se podría enmarcar dentro del plan de banco para optimizar su balance. De hecho, la entidad ya ha señalado que tiene previsto reducir en unos 30.000 millones de euros o en un 4 por ciento sus activos ponderados por riesgo en los próximos tres años.

Información adicional de Jesús Aguado en Madrid y Alex Smith en Davos. Traducido por Jesús Aguado y Emma Pinedo

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below