El Ibex-35 vuelve a hundirse más de un 3% en un inicio de año negro

miércoles 20 de enero de 2016 18:00 CET
 

MADRID, 20 ene (Reuters) - El Ibex-35 profundizó el miércoles las pérdidas y se dejó más de un tres por ciento, al calor de los descensos del resto de plazas europeas y Wall Street, ante los temores a una desaceleración global y con el petróleo de nuevo en mínimos de varios años.

Los futuros del petróleo caían aún más y el referencial en Estados Unidos tocó su menor nivel desde el 2003, debido a que crece el exceso de suministros en el mundo y por noticias desalentadoras del sector financiero.

"Con los datos macro en la mano, no tienen sentido estas caídas tan pronunciadas, puede que en parte se deba a sistemas automáticos, pero desde luego la volatilidad que estamos viendo en este inicio de 2016 es mucho mayor de la que esperaba. Esperemos que el BCE mañana y la Fed la semana que viene aporten algo de tranquilidad a los mercados", dijo Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4.

El Ibex-35 cerró con una caída del 3,2 por ciento a 8.281,4 puntos, cediendo el terreno ganado la víspera, mientras el índice de grandes valores europeos FTSE Eurofirst 300 cayó más de un 3,4 por ciento.

En lo que llevamos del año, el Ibex acumula unas caídas del 13,23 por ciento.

Todos los valores del selectivo cerraron en rojo, con fuertes descensos de entre valores ligados a las materias primas, como Arcelor Mittal (-8,5%) o al petróleo, como Repsol (-5,6%) o Técnicas Reunidas (-4%).

Además, las dudas sobre el sistema bancario en Italia, donde los títulos de las entidades financieras acumulan caídas del 20 por ciento en lo que va de año por la preocupación por la morosidad, y Portugal, por una rebelión de bonistas de Novo Banco cuyos activos han sido transferidos al "banco malo", también contagiaron al sistema bancario español.

En este contexto, los grandes bancos españoles, Santander y BBVA, cerraron con un descenso del 4,8 y 3,7 por ciento, respectivamente. Natixis recortó el martes la recomendación de Santander a "reducir" desde "neutral" con un precio objetivo de 3,50 euros frente la cotización actual de 3,80 euros.

Además, CaixaBank se dejó un 4,8 por ciento tras la reducción de precio objetivo de varias casas de análisis y la recomendación de "vender" por parte de Berenberg. Además, se vio afectado por la caída de Repsol, donde posee una participación en el entorno del 10 por ciento.   Continuación...