RBS estudia vender Williams & Glyn ante interés de potenciales compradores

miércoles 16 de diciembre de 2015 16:20 CET
 

Por Sinead Cruise y Steve Slater

LONDRES, 16 dic (Reuters) - Royal Bank of Scotland (RBS) podría descartar los planes de sacar a bolsa su negocio Williams & Glyn después de que estos activos hayan atraído posibles compradores interesados en participar en la recuperación del sector bancario británico.

RBS, controlado por el estado británico al 73 por ciento, dijo el miércoles que consideraría la venta de su red de 300 sucursales tras recibir una serie de ofertas informales por la filial, mientras la prepara para una posible salida a bolsa en el primer trimestre de 2017.

Williams & Glyn podría estar valorada en unos 1.500 millones de libras, según estimaciones de analistas de su valor en libros. Las autoridades de competencia de la UE ordenaron a RBS la venta de la unidad como parte de las condiciones para el rescate con dinero de los contribuyentes en 2008.

El lanzamiento del proceso formal de venta se produce tras una oleada de interés en pequeños bancos británicos, después de la adquisición del TSB por parte del español Sabadell este año.

RBS no identificó a los posibles interesados pero podrían incluir a Santander, que ya posee uno de los mayores banco minoristas en Reino Unido y estuvo cerca de comprar las sucursales de RBS hace tres años y Virgin Money que salió a bolsa el año pasado y cuenta con el respaldo del multimillonario Richard Branson, según fuentes de la industria y analistas.

Santander y Virgin Money declinaron hacer comentarios sobre si habían realizado acercamientos, pero tampoco descartaron interés.

Un portavoz de Santander remitió a un discurso de su presidenta, Ana Botín, en un día del inversor reciente cuando dijo que Santander "continuaría analizando oportunidades" en sus 10 mercados principales, que incluye Reino Unido.

Un portavoz de Virgin Money dijo: Hemos dicho con regularidad que estudiaremos las oportunidades de adquisición que sean buenas para el negocio y que vengan con un perfil de riesgo adecuado y a un precio razonable".

Fuentes de la industria agregaron que otros potenciales compradores podrían ser Clydesdale, el banco minorista británico que se dispone a escindirse de su matriz National Australia Bank en febrero y el español BBVA. BBVA declinó hacer comentarios y Clydesdale no estuvo disponible inmediatamente para hacer comentarios.

El español Sabadell dijo que no se había interesado por la red de Williams & Glyn y no tenía intención de implicarse en el proceso de venta. (Información adicional de Jesús Aguado en Madrid. Traducido por Emma Pinedo)