El fragmentado sector de la distribución española, condenado a concentrarse

lunes 30 de noviembre de 2015 08:01 CET
 

* Cinco principales operadores sólo acaparan el 50% del mercado

* Expertos prevén concentración a medio plazo

* Mercado potencial de 21.000 mlns por consolidar

* Operadores con facturación entre 200 y 900 mlns, vulnerables

Por Emma Pinedo

MADRID, 30 nov (Reuters) - Tras una larga crisis económica que ha cambiado definitivamente los hábitos de la compra de los consumidores y estrangulado a muchos minoristas, sorprende que la inevitable consolidación de los supermercados españoles se haya aplazado por el momento.

Reticencias de grupos familiares, diferencias geográficas y el arraigo del pequeño comercio especialista han frenado el proceso en un sector con una facturación anual de 70.000 millones de euros, según datos de la consultora Nielsen.

España es un país peculiar dentro de la gran distribución europea: los cinco grandes operadores - Mercadona, Carrefour , DIA, Auchand y Eroski - apenas controlan un 50 por ciento del negocio, mientras sobreviven decenas de empresas familiares con menos de un uno por ciento de cuota, algunas muy eficientes pero otras con dificultades financieras.

Además, la irrupción tecnológica, que está revolucionando la forma de comprar de los hogares, y la entrada de competidores como Amazon hace que muchos corran el riesgo de quedar desfasados.   Continuación...