13 de noviembre de 2015 / 16:38 / hace 2 años

Competencia italiana investiga calidad de algunos aceites de oliva virgen extra

3 MIN. DE LECTURA

ROMA, 13 nov (Reuters) - Las autoridades de la competencia de Italia han iniciado una investigación a siete empresas, entre ellas la española Deoleo, por supuestamente hacer pasar un aceite de oliva de menor calidad por virgen extra, la variedad cotizada por su rico sabor y sus beneficios para la salud.

Las pruebas realizadas por la policía esta semana sugieren que aceite vendido como virgen extra por algunas de las marcas más conocidas de Italia pueden no cumplir los estrictos requisitos de etiquetado, dijo la autoridad en un comunicado.

La investigación llega después de que los fiscales de la ciudad de Turín investigaran a las mismas empresas bajo la sospecha de fraude comercial y etiquetado falso para engañar a los consumidores.

Ser investigado no implica culpabilidad y no necesariamente tiene que desembocar en cargos, pero las acusaciones son un golpe a una industria que enorgullece de su calidad.

Italia, el segundo mayor productor de aceite de oliva después de España, exporta cientos de miles de litros al año, contribuyendo a un volumen de venta de 2.000 millones de euros, según estimaciones del grupo agrícola Coldiretti.

El Ministerio de Agricultura ha demandado claridad para proteger a consumidores y productores.

Tres de las marcas que están siendo investigadas son del gigante español Deoleo, que respondió que su aceite virgen extra se ajusta a los máximos estándares científicos y de cata en Italia.

Deoleo, que posee las marcas Bertolli, Carapelli y Sasso, dijo que pediría a las autoridades italianas una prueba de contraste.

"Las verificaciones efectuadas (...) están consideradas en muchos aspectos insuficientes, dado que se trata de un método de análisis subjetivo, no repetible y no reproducible", dijo Deoleo en un comunicado.

Renato Calabrese, director general de Pietro Coricelli, que también es objeto de investigación, rechazó las acusaciones y puso en entredicho la ciencia que la respalda.

"La objeción se basa en una cata, no un análisis químico o físico", dijo Calabrese a Reuters, agregando que su empresa se aseguraba de que su aceite fuera sometido al segundo tipo de análisis.

La investigación llega tras un año de pesadilla para los productores de aceite italianos, que han soportado mal tiempo, la mosca de la fruta y una enfermedad bacteriana conocida como "lepra del olivo".

Además, la sequía redujo la cosecha del principal productor, España, llevando a los precios del aceite a casi un máximo de 10 años.

Pero las asociaciones comerciales prevén un mejor panorama este año. Los grupos italianos Assitol y Federolio, citando al Consejo Internacional del Aceite de Oliva, dicen que la cosecha actual podría ser un 22 por ciento superior a la del año pasado, y en Italia podría haber un incremento del 60 por ciento.

El ministerio ddijo que sus inspectores confiscaron aceite de oliva fraudulento por valor de 10 millones de euros en 2014, en una iniciativa que no tiene ninguna vinculación con la última investigación. (Información de Isla Binnie. Traducido por Emma Pinedo)

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below