El PSOE trata de no alejarse el centro con su propuesta laboral

miércoles 4 de noviembre de 2015 15:54 CET
 

Por Elisabeth O'Leary y Blanca Rodríguez y Sarah White

MADRID, 4 nov (Reuters) - La propuesta socialista para reformar el mercado laboral español pretende reforzar la capacidad negociadora de los trabajadores ante los empresarios, pero, a día de hoy, no incluye modificaciones en los costes del despido, algo crucial para parte de sus votantes.

"El PSOE hace propuestas realistas y no promesas incumplibles", explicó en una entrevista con Reuters Jordi Sevilla, responsable del programa económico del PSOE. La estrategia parece un guiño a la clase empresarial y a los numerosos electores de centro indecisos de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre.

"Tenemos que ser capaces de mantener la flexibilidad necesaria para que se pueda llevar adelante un proceso productivo en el siglo XXI en una economía globalizada, pero sin debilitar a una de las dos partes", dijo Sevilla.

Aunque la tasa de paro en España se está reduciendo, aún supera el 21 por ciento de la población activa y muchos de los nuevos contratos son temporales y están mal pagados. Atacar esa dualidad del mercado laboral es esencial para dotar de credibilidad a una candidatura con opciones de ganar.

"No estamos planteando volver al 2010, no estamos planteando volver al pasado", dijo Jordi Sevilla, potencial titular económico del líder socialista Pedro Sánchez.

En 2010, el entonces Gobierno socialista impulsó una reducción de las indemnizaciones por despido improcedente de 45 a 33 días por año trabajado. El Gobierno del Partido Popular fue más lejos dos años después, generalizando las indemnizaciones con 33 e incluso con 20 días.

La reforma del PP ha sido acreditada a nivel internacional por impulsar la competitividad de España y ayudar a la recuperación del país tras una larga crisis, aunque sus críticos dicen que no ha solucionado el problema del desempleo y de la dualidad del mercado de trabajo.

  Continuación...