Autoconsumo aumentaría potencia eléctrica en España en 4.000 MW -informe

martes 20 de octubre de 2015 14:05 CEST
 

MADRID, 20 oct (Reuters) - La regulación sobre autoconsumo eléctrico aprobada recientemente en España podría propiciar un incremento de hasta 4 gigawatios (GW) en la potencia eléctrica instalada en España con un sobrecoste moderado de 102 millones para el resto de los consumidores, según un informe divulgado el martes por PriceWaterhouseCoopers (PwC).

De no haberse aprobado la norma con determinados peajes para contribuir a los costes del sistema eléctrico según el perfil de autoconsumidor, tanto la penetración como el coste para el consumidor tradicional habría sido más de cuatro veces superior, calcula PwC.

En el mercado eléctrico se denomina autoconsumo a la producción individual de electricidad para el propio consumo a través de panales fotovoltaicos.

La consultora no especificó un marco temporal para alcanzar los 4 GW, que suponen cerca del 4 por ciento de la capacidad instalada en España y el 80 por ciento de los 5.000 megawatios que el sector de energías renovables calcula que la falta al país para cumplir los objetivos medioambientales de 2020.

En la presentación del informe, el responsable de energía de PwC, Óscar Barrero, dijo que éste tampoco contemplaba ciertas variables como el de la financiación bancaria para este tipo de instalaciones.

Para que esta opción energética sea considerada atractiva para un consumidor residencial, su instalación debería generar al menos el 40 por ciento de la energía consumida, conseguir un ahorro anual en la factura del 20 por ciento y recuperar la inversión en un periodo de entre 7 y 10 años, dijo Barrero.

El experto puso como ejemplo un cliente tipo con un contrato inferior a los 10 Kilowatios, con el 74 por de la energía generada destinada a autoconsumo, un ahorro en la factura de 330 euros y una inversion de cerca de 3.000 euros recuperable en unos nueve años.

Después de más de dos años de gran polémica en el sector, el Gobierno español aprobó un real decreto que mantuvo el cobro de peajes para las instalaciones medianas pero que hizo un guiño a pequeños y grandes consumidores a escasos meses de las elecciones generales. (Información de Jose Elías Rodríguez; editado por Tomás Cobos)