ACTUALIZA 1-Gobierno concede dos de las seis nuevas licencias de TDT a A3TV y Mediaset

viernes 16 de octubre de 2015 13:34 CEST
 

(Añade detalles)

MADRID, 16 oct (Reuters) - Mediaset España y Atresmedia estuvieron entre las adjudicatarias del concurso de las nuevas licencias de televisión en España, en un proceso en el que las también cotizadas Prisa y Vocento no recibieron ninguna frecuencia tal y como se esperaba.

Según dijo el ministro de Industria, José Manuel Soria, las otras cuatro nuevas licencias de televisión digital terrestre (TDT) fueron a parar a Real Madrid TV -en alta frecuencia, al igual que las de las operadoras Mediaset y Atresmedia-, a la cadena 13 TV (cadena COPE), la productora de televisión Grupo Secuoya -a través de su filial Central Broadcaster Media (CBM)- y la emisora de radio Kiss FM (Radio Blanca) -estas tres últimas en definición estándar-.

La concesión final de las licencias ha coincidido con lo adelantado recientemente por fuentes del sector y ya encontró la oposición del grupo Prisa, que indicó que iba a presentar alegaciones mediante un escrito ante el Consejo de Ministros y ante el Secretario de Estado de Telecomunicaciones .

"A todos se les ha valorado de acuerdo a los mismos criterios... la mesa técnica (encargada de realizar la propuesta al Ministerio) ha, digamos, determinado en base al cumplimiento de estos criterios que estos eran los seis adjudicatarios", dijo el ministro Soria tras la reunión del Consejo de Ministros al ser preguntado sobre las críticas que señalan que se podía estar creando un duopolio televisivo con estas licencias.

Con más de cuatro horas de consumo televisivo diario en los hogares, España es un país que ofrece grandes oportunidades para la televisión privada. El año pasado, el sector facturó solo con publicidad unos 1.890 millones de euros.

Mediaset España y Atresmedia, que operan 12 canales, se quedaron con el 85 por ciento de la tarta publicitaria en 2014.

Industria puso en marcha este concurso, al que también se había presentado El Corte Inglés, tras ordenar el Tribunal Supremo el año pasado el cierre de nueve canales porque las licencias habían sido otorgadas sin concurso público. (Información de Tomás Cobos,; editado por Rodrigo de Miguel)